¡Y aquí está!

Por: Raúl Pérez 2016-12-29

Odio decir ‘te lo dije’, pero…

La navidad es una fecha muy especial para mi familia y para mí y todos quienes la componemos: abuela, hermanos, cuñados, sobrinos, hijos y hasta colados, hemos hecho todo lo necesario para tener un festejo maravilloso. Ojalá que tú también hayas tenido una muy feliz navidad.

Y fue justamente ése día, el 25 de diciembre, cuando al fin conocimos al Campeón del Apertura 2016 de la Liga MX : Tigres de la Universidad Autónoma de Nuevo León. Hay quienes dicen que el arbitraje de Jorge Isaac Rojas no estuvo a la altura del compromiso pero la mayoría de quienes opinan de esa forma son seguidores de las Águilas del América y lógicamente están dolidos por la derrota por lo que no son totalmente objetivos.

En mi manera de pensar, el resultado es justo. Fue un partido demasiado tenso y al final emocionante pero no tuvo la brillantez que podíamos esperar de estos  clubes que poseen planteles plagados de excelentes jugadores en cada línea.  Y es aquí donde entran los respectivos directores técnicos. Uno, Ricardo Ferreti, con su planteamiento usual, forzando a sus volantes extremos, Damm y Aquino, a hacer un grandísimo esfuerzo de ida y vuelta que terminaron preocupándose más en defender que en atacar y el otro, Ricardo Antonio La Volpe volviendo a poner de titular a Arroyo, quien se estaba caracterizando más por ser un gran relevo, buscando la jugada individual que le diera el triunfo y por ende la corona. Total que se neutralizaron y el empate denota lo parejo de la contienda y respecto al arbitraje, la verdad que se equivocó para ambos lados y yo no le echaría ninguna culpa sobretodo si consideramos que estos juegos tan importante ya resultan inarbitrables (no sé si existe el término), aspecto que tocaré en otra ocasión. Sin embargo, si hay que poner algún culpable de la derrota del América, ése es Ricardo La Volpe.

Y me explico: fue el técnico argentino quien provocó o se enganchó con Gignac cuando se armó la rebatinga en las bancas y cuyo resultado terminó en la expulsión de Paolo Goltz, a quien a final de cuentas, extrañaron en el gol del empate de Dueñas. Si el “Bigotón” se hubiera mantenido bajo control y por lo tanto al margen del lío,  hoy estaría disfrutando de la celebración del título americanista y seguro se autoproclamaría “el salvador del centenario” pero no… ¡tenía que armar su bronquita! ¡Tenía que llamar la atención! Y ya vimos lo que pasó. Los que me conocen saben que no me gusta decir TE LO DIJE… pero TE LO DIJE, si el América quería ser Campeón no tenía que contratar a La Volpe porque, como ya lo volvimos a corroborar, el argentino no puede controlar la presión del momento; la tensión de una Final, en este caso, una parejísima Final.

El entrenador argentino  se distrae cuando su equipo más lo necesita, por ejemplo, cuando debió controlarse y no meterse con el goleador francés o cuando, en vez de de estar con sus jugadores animándolos o si quieres “terapeándolos” antes de los penales, se enfrascó en una inútil discusión nada más y nada menos que con el colmilludo guardameta Nahuel Guzmán y se olvidó de transmitir seguridad y carácter a  sus jugadores que terminaron fallando todos los penales que tiraron.

En fin, La Volpe dirá lo que quiera, como ya dijo que nadie le gana en los 90 minutos más que el Real Madrid, y puede ser cierto pero también es cierto que no sabe ganar títulos o no puede, y en el América, como en todo club que se precie de ser grande se trata de ganar campeonatos… otra cosa no sirve.

Espero que el año que está por terminar haya sido muy bueno para tí y hay que finalizarlo de la mejor manera posible, y también espero, o más bien deseo que el 2017 sea mejor para todos. FELICIDADES.

Twitter: @raul_perez_

624x350(1) Raúl Pérez Periodista Televisa Ciudad de México, DF

 @raul_perez_

Narrador Televisa Deportes Ver todas las emisiones