¡Y aquí está!

Por: Raúl Pérez 2016-11-26

¡Semifinales a la Vista!

Se jugaron los partidos de ida de los cuartos de final de la Liga MX y, la verdad, tuvimos buenos partidos. Destaca el que se jugó el miércoles en el Estadio Olímpico Universitario en el cual pudimos disfrutar de grandes jugadas de ambos equipos y en el que cualquiera de los representativos universitarios, Pumas o Tigres, tuvieron en su poder la oportunidad de ganar el encuentro y tomar verdadera ventaja de cara al juego de vuelta. Algunos dirán que el empate a dos goles favorece a los norteños y tienen razón ya que uno de los criterios de desempate es la cantidad de goles que se hayan anotado de visitante, sin embargo, en mi punto de vista, no representa una ventaja tangible hasta que termine la serie completa y sea necesario contabilizarlos. Mientras no esté cerrada la competencia de lo que se trata es de ganar, de vencer al contrario, de lograr más anotaciones y no solo de pensar en goles de visita. Es por ello que esta eliminatoria entre dos grandes instituciones educativas, la Universidad Nacional Autónoma de México y la Universidad Autónoma de Nuevo León, puede todavía arrojar a cualquiera de los dos a la semifinal. Sin duda el gran favorito sigue siendo el conjunto de los Tigres, por la riqueza y calidad de su plantel y porque obtuvo el empate en la ida con dos goles de visitante, pero, como lo dije en la transmisión (algunos seguidores de Tigres me tupieron en twitter dizque por localista) los Pumas están en la pelea y si algo tienen es mística, espíritu, garra y amor por su camiseta. No es que los de Nuevo León no lo tengan, pero pienso que, en una contienda tan desequilibrada en el papel por la diferencia de nóminas, Pumas ha logrado pelear con base en el esfuerzo y sacando, gracias al director técnico Paco Palencia, el máximo nivel futbolístico de cada jugador. Lo que sí es un hecho es que si los elementos de Tigres igualan a los de Pumas en ese aspecto, (la garra y el coraje), no hay manera de que pierdan. Insisto, Tigres es favorito pero no descarto a Pumas. Lo que sí puedo decir sin temor a equivocarme es que será un gran partido en el el Volcán Universitario.

 El único enfrentamiento que resultó en sorpresa fue la goleada de 3 a 0 del León al Tijuana. Nadie puede decir que pensó antes del partido que los esmeraldas pudieran sacar una ventaja tan amplia sobretodo porque clasificaron en la última jornada y en el octavo lugar; además enfrentaron al primerísimo lugar de la tabla y Xolos fue uno de los dos equipos menos goleados del apertura 2016 (el otro fue Tigres; sólo recibieron 13 goles cada uno). Pero vuelvo a lo mismo que apunté unas líneas arriba: el espíritu, la pasión por la camiseta, la entrega, juegan un papel primordial en las liguillas y quien no hace acopio de estas características, por mucho que haya tenido una gran campaña regular, no podrá competir por el título y terminará eliminado; bueno, cuántas veces el superlíder no ha pasado la primera ronda de la liguilla. Aparte del esfuerzo desplegado, el León jugó muy bien y dejó con un pié y medio fuera del torneo al conjunto del “piojo”. De cualquier manera no está del todo decidida la serie ya que si los “panzas verdes” hicieron tres goles en su cancha, ¿quién garantiza que Tijuana no podrá hacer los mismo y hasta más?.

 Respecto al duelo entre Necaxa y Pachuca el 2-1 no lo considero una sorpresa, aunque los Tuzos eran claros favoritos. Y no creo que sea una sorpresa porque los de Aguascalientess’nn tuvieron en mente toda la ruta del torneo regular, acumular la mayor cantidad de puntos posibles en su afán de salvarse del descenso y no necesariamente clasificar a las finales y como, gracias a su disposición para el esfuerzo y su buen juego, alcanzaron invitación a la fiesta, también llegaron en su punto más alto a la liguilla y esa inercia los ha colocado con ventaja sobre el cuadro que todavía ostenta el título de campeón, aunque la diferencia sea nada más de una anotación. Por su parte el Pachuca, no se va a quedar de brazos cruzados y con la categoría de campeón intentará brindar su mejor partido de la campaña el próximo sábado en la tierra del Salón de la Fama, de la Universidad del Futbol y del bello estadio “Miguel Hidalgo”. Pienso que, con muchos trabajos, el Pachuca terminará pasando a las semifinales. Si termina ganando el Necaxa lo catalogaré como una verdadera sorpresa.

 Del clásico del futbol mexicano me gustaría decir lo siguiente: es la eliminatoria de la que más se habla, la que más afición sigue, la que provoca, en cada equipo, más tumultos en entrenamientos, concentraciones, aeropuertos y estadios, en fin, es por mucho la más mediática y sin embargo, para mi gusto, no nos brindó un juego de ida, ya no digo trepidante o emocionante, al menos bien jugado, con una entrega fuera de serie. Y es que no sólo se pone en entredicho el pase a semifinales;  se trata del CLÁSICO DE CLÁSICOS con todo lo que ello debería implicar. Por lo tanto y sin que me tenga con cuidado quien gane, espero que podamos disfrutar de un encuentro tan espectacular y tan disputado que resulte inolvidable. No tengo favorito, puede ganar cualquiera de los dos, pero ojalá no defrauden a la inmensa afición de todo el país. 

 Twitter: @raul_perez_     

Raúl Pérez Periodista Televisa Ciudad de México, DF

 @raul_perez_

Narrador Televisa Deportes Ver todas las emisiones