Aquí sólo Football

Por: Iván Pirrón 2016-11-07

Un cuento de Vaqueros y Piratas

¿Cuándo fue la más reciente ocasión que Cowboys y Raiders clasificaron a los Playoffs en la misma campaña? Hay que remontarse a la campaña 1993, cuando Dallas terminó con récord de 12-4 al frente de la División Este de la NFC, mientras los entonces Raiders de Los Angeles fueron segundos de la División Oeste de la AFC con foja de 10-6.
“Son buenas noticias para la NFL cuando en la misma campaña les va bien a Cowboys y Raiders”, dijo el ex coach Herm Edwards.

Bueno, también son muy buenas noticias para México.

Dos de los equipos con mayor afición en el país son nuevamente relevantes en la misma temporada y, por supuesto, hacen soñar a sus seguidores con el Super Bowl y un nuevo Vince Lombardi en sus gloriosas vitrinas.

DALLAS, EL MEJOR DE LA NFC

Desde aquella lejana derrota en la Semana 1 ante Giants, los Cowboys han ganado 7 en fila de la mano de sus dos sorprendentes novatos.

En el triunfo del domingo en Cleveland, Dak Prescott lanzó tres pases de touchdown y mantuvo a los defensores de Tony Romo con la boca cerrada.

Romo, quien se recupera de una lesión en la espalda, regresó a los entrenamientos la semana pasada, pero todo indica que mientras Prescott gane, Antonio Ramiro, de 36 años de edad, va a permanecer en la banca.

“Tenemos un gran lujo y un maravilloso problema”, dijo el dueño de los Cowboys, Jerry Jones. “Tenemos un gran talento en la posición de quarterback, porque creo que Tony Romo es uno de los mejores quarterbacks que ha jugado este juego… Mi verdadero pesar sería tenerlo y no ganar un Super Bowl con él. Es tan talentoso. Pero entonces veo a Dak y cómo juega, su futuro. No tengo ningún problema con esta situación”.

Prescott es el primer pasador novato en la historia de la NFL con seis juegos con rating de 100 o mejor en sus ocho primeros partidos como profesional, y el primero que es titular y gana siete de los ocho primeros juegos de su equipo.

Y luego está Ezekiel Elliott, otro serio candidato a Novato del Año. Elliott corrió para 92 yardas y dos touchdowns en la victoria de los Cowboys 35-10 sobre los Browns, uniéndose a Eric Dickerson y Adrian Peterson como los únicos corredores en la historia de la NFL que corre para al menos 875 yardas y siete touchdowns en sus primeros ocho juegos en la liga.

Con esa marca de 7-1, Dallas ocupa el primer lugar en la siembra de la NFC rumbo a la postemporada. El siguiente domingo juega en Pittsburgh (4-4) y una semana después ante Baltimore (4-4), y ahí es justo donde el calendario se endurece, con varios rivales de la NFC.

Primero será en el Thanksgiving ante Washington (4-3-1) y luego vendrán dos visitas interesantes para iniciar diciembre: en Minnesota (5-3) y la revancha contra los Giants (5-3) en Nueva York.
Si los Cowboys salen bien librados esas tres semanas, entonces los Playoffs de la NFC tendrán que pasar por Dallas, un escenario realista y que no sucede desde 2007, cuando los Cowboys fueron eliminados por los Giants en la Ronda Divisional.

RAIDERS, CONTENDIENTES

Oakland ganó su séptimo juego de la temporada, sin duda el más importante hasta ahora, un convincente triunfo al son de 30-20 sobre los campeones Broncos de Denver, el domingo por la noche.

Fue la primera victoria en casa de los Raiders sobre los Broncos desde 2010, cuando se impusieron 39-23. Esto los deja con récord de 7-2 por primera vez desde 2001.

Es el triunfo que confirma que el equipo del coach Jack del Rio es legítimo contendiente en la Conferencia Americana, en la que ocupa el segundo lugar de la siembra rumbo a los Playoffs, sólo detrás de los eternos Patriots (7-1).

Los Raiders están 2-1 contra rivales de la División Oeste de la AFC esta temporada, siendo su única derrota ante los Chiefs. Su próximo duelo divisional será el jueves 8 de diciembre, precisamente en Kansas City.
Oakland dominó a Denver en prácticamente todas las fases del juego, pero me llama la atención el tiempo de posesión: 41:28, lo más que han consumido los Raiders en un juego desde 1993.

Los 20 puntos que anotó Oakland en la primera mitad es la mayor cantidad que han aceptado los Broncos desde la Semana 16 de la temporada 2014, cuando enfrentaron a los Bengals.

Ante una de las mejores defensivas de la NFL, los Raiders acumularon 218 yardas por tierra, lo más alto en la campaña para los de negro y plata y lo más alto para la franquicia desde la Semana 2 de 2013 (226 contra Jacksonville).

La defensiva de los Raiders también tuvo uno de sus mejores -si no es que el mejor- partidos de la campaña. Oakland dejó a los Broncos en 33 yardas por tierra, el tercer juego consecutivo en el que han mantenido a Denver en menos de 50 yardas por la vía terrestre.

Además, la defensa de Oakland sólo permitió tres primeros y 10 en 11 terceros downs (27%).
Poco a poco, el ala defensiva Khalil Mack muestra el nivel al que nos tiene acostumbrado. Capturó dos veces a Trevor Siemian y con ello registró la segunda vez en su carrera con al menos una captura en cuatro juegos consecutivos.

Con la segunda de la noche forzó un fumble, el quinto de su carrera, y también recuperó el balón. Más tarde los Raiders anotaron y tomaron ventaja de 30-13.

Ni Dallas ni Oakland son ilusiones ópticas. Cowboys y Raiders son, sin discusión, dos de los mejores equipos de la NFL en este momento.

Y, como en 1993, en México se vive un cuento de vaqueros y piratas.

LAS RÁPIDAS DEL DOMINGO

1.    Tres semanas después de someterse a una cirugía en la rodilla derecha, Ben Roethlisberger volvió antes de lo previsto a la titularidad con los Steelers. Pero no fue buena idea. El “Big Ben” jugó uno de sus peores partidos en años recientes al completar apenas 51.1% de sus envíos. Fue hasta el cuarto periodo cuando dirigió una serie ofensiva de 75 yardas que terminó con un touchdown de Pittsburgh para acercarse 21-7 con 8:38 en el reloj. Roethlisberger ahora tiene récord de 2-6 cuando regresa de una lesión y se pierde al menos un juego, y tiene 10 touchdowns y 11 intercepciones en esos juegos. Baltimore, por cierto, ha ganado en fila sobre Pittsburgh, incluidos Playoffs.

2.    Green Bay está 4-4 luego de otra derrota en Lambeau Field, ahora 31-26 ante Indianapolis. Vienen tres juegos como visitantes para los Packers: en Tennessee, en Washington y en Filadelfia. ¿Es Aaron Rodgers parte del problema? Aunque la percepción es que Rodgers no está jugando a su mejor nivel, las estadísticas dicen otra cosa: Rodgers es el cuarto mejor pasador de la NFL en tercer down, con 61.7% de efectividad, 9 touchdowns, 4 intercepciones y rating de 100. También es el cuarto mejor en el cuarto periodo, con 66.2%, 6 touchdowns, 1 intercepción y rating de 107.9. ¿R-E-L-A-X?

3.    Nadie habla de los Chiefs. Nosotros sí. Con Nick Foles como quarterback titular (su primera apertura desde el 6 de diciembre de 2015), Kansas City derrotó sin problemas a Jacksonville y mejoró a 6-2. Los Chiefs son ahora quintos en la siembra en la AFC, arriba de Denver, que cayó a la sexta posición. Pero es la defensiva la que, una vez más, es la carta de presentación de este equipo. Los Chiefs han tenido al menos una intercepción en los últimos cuatro partidos y en seis de los ocho juegos esta temporada. Kansas City ha forzado dos o más intercambios de balón en seis partidos este año. El diferencial de los Chiefs de +13 ocupa el primer lugar de la liga. Desde que el coach Andy Reid y el coordinador defensivo Bob Sutton llegaron a Kansas City, en 2013, los Chiefs tienen marca de 5-0 cuando registran cuatro o más intercambios de balón en un juego.

Periodista Televisa Ciudad de México, DF

 @Ivan_Pirron

Coordinador de Información Noticiero Televisa Deportes. Ver todas las emisiones