Rodando en la pista

Por: Sam Reyes 2016-10-31

El GP de México y sus tres diferentes terceros lugares

Temas Relacionados
,

Antes de que el Gran Premio de México arrancara, todos estuvimos pendientes del duelo entre Lewis Hamilton y Nico Rosberg, pilotos de las flechas plateadas alemanas que se disputan el título en la presente temporada con seria ventaja en favor del alemán, quien ya había conseguido más victorias que su padre, pues Keke, logró cinco de ellas, pero Nico aunque con veintiséis, aún no logra conseguir el campeonato mundial que sí logró su progenitor. Hamilton se llevó la bandera de cuadros y su compañero fue segundo.

Su ventaja le permite quedar detrás de Hamilton aunque el inglés gane todas las carreras pendientes, pues tras México, sólo quedan Brasil y Abu Dhabi para sacar como máximo 50 puntos. Nico, a pesar de que pudiera quedar segundo en ambas, aún tendría 5 unidades de ventaja y se coronaría si no comete algún error.

Pero de errores se van escribiendo otras historias, de errores, desobediencias, polémicas decisiones y política que empaña el espectáculo que no debería salir de la pista y quedarse en un documento sobre la mesa de los comisarios. ¿A qué me refiero?, pues a la movida de Max Verstappen, aquél que algunos medios llaman el nuevo “Chico Maravilla”, aquel que llegó a sorprender a todos como el piloto más joven en llegar a la máxima categoría y que con el movimiento de su escudería, se convirtió en piloto de Red Bull y en el más joven en ganar una carrera.

El holandés se salió de pista, al regresar recibió la orden de entregar la posición a Sebastian Vettel de Ferrari y no sólo desobedeció, sino que además armó la emboscada para que su compañero de equipo, Daniel Ricciardo lo tuviera a tiro para rebasarle, tapándole el paso y de ahí saltó la polémica, pues el alemán de Ferrari se defendió con uñas y dientes para evitar que el australiano le quitara el cuarto sitio (que veía como tercero) y de ello, se desprendieron varias declaraciones del cuatro veces campeón del mundo, quejándose de la autoridad, quejándose de Max y claro, en el calor de la carrera, despotricó contra Charlie Whiting con una dedicatoria “Este mensaje es para Charlie… Vete a la…”.

No será la primera vez que se sancione a un piloto por sus declaraciones soeces, pero lo que llama la atención es la forma de justificarse. En efecto, Verstappen estando en la habitación previa al podio, recibió de sanción caer al quinto sitio por aumentar 5 segundos a su tiempo total de carrera por no devolver la posición en su desobediencia… pero no por la emboscada contra Vettel. Lo que subió a “Seb” al podio en tercero, pero tres horas después, le bajan de la posición, argumentando que su maniobra en la defensa de su posición fue “un peligro potencial”.

Aquí “lo que molesta no es la burla, sino la risa”, diría mi abuelo. Pues el automovilismo es en sí una actividad de riesgo, de manos, de habilidades y valor para obtener un resultado. En cualquier carrera se vería bien, pero en este evento, los comisarios pensaron que no era deportivamente aceptable y también lo bajaron de la gloria.

Subió en consecuencia, Daniel Ricciardo, quien cómo único pecado fue participar en la intentona de rebase en la emboscada de su compañero. Hoy, se han vuelto algunos tan puristas, que el riesgo que nos atrajo de la velocidad, hoy se empaña por decisiones curiosas como éstas.

La verdad, ya no nos extraña, y tal vez eso es lo más dramático. Que sepamos que podrá volver a ocurrir no es lo mejor, pero debemos adecuarnos a esta nueva forma de jugar a las carreras, con escapes de pista que permitan errores de manejo y regreso al trazado y demás reglas que algunos pensamos, le han quitado un poco de ese sabor que el automovilismo nos mostró.

Piloto Seguro Es Verdadero Campeón

Twitter: @SamReyesH

img_0358 Samuel Reyes Hernández. Periodista Televisa Ciudad de México, DF

Enamorado del automovilismo deportivo. Orgulloso Oficial de Pista, además de operativo en la promotora CARreras, cronometrista, director de Ver todas las emisiones