Mesa de trabajo

Por: Javier Rojas 2016-10-28

Los Ecos del Clásico

Juegos tan importantes como el del pasado miércoles 26 de octubre en el Estadio Azteca tienen consecuencias inminentes en los dos equipos.

Para Chivas, es el golpe anímico que hacía falta en la recta final de la temporada; el momento más importante del torneo. Ya todos sabíamos de su velocidad, del entendimiento, convencimiento y confianza en el sistema de Matías Almeyda. Además de su gran ejecución que es lo más importante.

El triunfo en la Semifinal de Copa le da mayor cohesión y fortaleza al vestidor; es indispensable en primer lugar para recuperar a Carlos Peña que es de los pocos asuntos por resolver. Ese y el de la contundencia.

Guadalajara estará en la Liguilla como serio aspirante y es además el favorito para quedarse con la Copa.

En cambio, el golpe anímico en el América es una incógnita porque incluso puede picar el orgullo y provocar que el equipo alcance un mejor nivel en las siguientes semanas, tal y como ocurrió en el Clausura 2013 en el que, curiosamente, Cruz Azul lo eliminó en penales, en la misma portería y en la misma instancia de la Copa.

Sin embargo, a diferencia de aquél torneo, este América está muy disminuido por las lesiones de jugadores importantes: sin Paul Aguilar, sin Bruno Valdez, sin Samudio – de quien se espera la reaparición pronto – , sin Güémez y sin Darwin.

Entonces dominaba el sistema de Miguel Herrera, hoy empieza a adaptarse a la idea de Ricardo La Volpe. Hace tres años físicamente el equipo volaba, en la actualidad está por debajo de lo esperado.

El partido de la jornada 15 ante Santos es muy importante para el futuro inmediato del equipo. Es el último como local en el torneo y contra un equipo que también está en una etapa inicial del proceso con “Chepo” de la Torre.  Se convierte en el panorama ideal para conseguir la calificación. Después luce más complicado conseguir puntos visitando al Atlas y al A su vez, la calificación asegura mantener el ritmo competitivo antes de viajar al Mundial de Clubes en donde se busca limpiar la imagen que dejó el equipo hace un año. Todo esto se empezarán a jugar las Aguilas a partir del choque ante Santos.

Aunque La Volpe lo niegue es una gran prueba para él, para ratificar la vigencia de sus métodos y la madurez o progresión en su comportamiento con sus dirigidos. Debe conciliar situaciones como la de Osvaldo Martínez que ha sido relegado a la banca, incluso en la Semifinal en contra de Chivas, siendo el mejor cobrador de penaltis. O también con sus centros delanteros quienes alternan sus lugares en la cancha, delanteros que están acostumbrados a jugar siempre y han demostrado ser necesarios. Tras sus declaraciones después de la derrota, nos queda claro que con la prensa sigue siendo el mismo.

Que el América cumpla la promesa de un título en este semestre luce muy complicado aunque no definitivo. En ocasiones el futbol es impredecible.

Javier Rojas Periodista Televisa Ciudad de México, DF

 @javier_rojastd

Twitter: @javier_rojastd Ver todas las emisiones