Mesa de trabajo

Por: Javier Rojas 2016-10-20

El Clásico más esperado

El Clásico en la Copa cayó del cielo. Para el torneo porque este partido es el que más ha levantado la expectación del público desde que regresó el certamen hace cuatro años. Más que la semifinal entre América y Cruz Azul en el 2013. Este partido le dará un valor diferente al trofeo en disputa.

Para el Guadalajara porque tendrá  una oportunidad más para seguir arruinando el centenario del América. La victoria del Chiverío en el torneo de Liga ha sido un golpe anímico muy importante para Matías Almeyda y sus jugadores. Desde ese partido, el 27 de Agosto,  la imagen del equipo y su entorno ha cambiado pese a a haber perdido dos encuentros de forma consecutiva ante Tigres y Toluca. Eso no influyó tanto,  la gente confía en su equipo, su estilo gusta y los propios jugadores se ven completamente convencidos del sistema de Almeyda así como de su calidad individual y colectiva. Esa confianza ha crecido con los  tres triunfos de forma consecutiva en liga y la clasificación a la instancia semifinal de la Copa. No hay aficionado a las Chivas que no considere favorito al Guadalajara para avanzar a la final.

Para el América porque es la revancha, la oportunidad de pagar una deuda con su afición tan castigada por las burlas desde aquél día. La oportunidad de borrar la triste actuación del 3 – 0 y de demostrar que entienden la magnitud del encuentro. El  aficionado americanista no lo dice pero sólo un triunfo contra Chivas le devolvería la confianza absoluta en su equipo. Aquél clásico de hace dos meses marcó el comienzo de la caída de Nacho Ambriz en la dirección técnica,  desde entonces se cuestiona todavía más  el entorno azulcrema  – peor aún con el famoso  himno del centenario, innecesario ya que  América posee el himno más emblemático y reconocido del futbol mexicano y también  una inolvidable canción interpretada por Carlos Reinoso en la década de los setenta-.

Y si se necesitara otro ingrediente también es  una revancha  para Ricardo La Volpe. Primero para dar un paso más en esa lucha contra el estigma de no tener los títulos necesarios para tantos años dirigiendo en Primera División y sobre todo por la forma como salió de Chivas hace dos años. Todos sabemos que por ese escándalo fue Jorge Vergara el principal opositor para que el técnico argentino fuera considerado para suplir a Miguel Herrera en la Selección Nacional.

Por ahora en el campamento azulcrema,  sobre todo La Volpe,  prefieren no tocar el tema argumentando que ante Querétaro  pueden amarrar la calificación y no deben distraerse con un juego que no es el inmediato.

Sin duda viene una semana clave para los dos equipos más populares del futbol mexicano. Está comprobado que el resultado del clásico marca el futuro inmediato de ambos.

Javier Rojas Periodista Televisa Ciudad de México, DF

 @javier_rojastd

Twitter: @javier_rojastd Ver todas las emisiones