Con alma vida y corazón

Por: Antonio Nelli 2016-10-07

El futuro de Mohamed

Desde que Antonio Mohamed llegó a Rayados en febrero de 2015 los resultados del equipo no han sido los que se quisieran y mucho menos los que un entrenador exitoso como “El Turco” debería otorgarle a esta institución.

Hablando fríamente, los Rayados sólo han clasificado a una Liguilla desde entonces y quedaron subcampeones en un torneo de ensueño con récord de puntos y series finales polémicas frente a Tigres, América y Pachuca.

Y aunque ese gran torneo parece eclipsar todo lo demás, si revisamos el paso del equipo, tenemos que agregar que con Mohamed no han podido lograr nada tampoco en la Copa MX y tuvieron quizá el peor torneo de la historia del club al verse superados en fase de grupos de la Concachampions ante los modestos Árabe Unido y Don Bosco.

Si se analiza en retrospectiva el accionar del equipo y se contrapone con la plantilla plagada de estrellas tenemos que coincidir en que los números están muy por debajo de cualquier margen aceptable.

Ha quedado evidencia de que al paso de los meses Mohamed ha ido perdiendo un poco el liderazgo de la plantilla y las personalidades “rebeldes” de algunos jugadores se han puesto por encima de los intereses del equipo.

La partida de Sánchez con su selección que dejó al equipo previo a la disputa de la Final ante Pachuca, la tirante situación con el estrella colombiano Cardona que hasta a la banca ha ido a dar junto con Gargano, no son buenas señales de lo que sucede.

Personalmente creo que el equipo está jugando igual, sólo que el torneo pasado se tapaban muchas cosas porque cada pelota que tiraban al arco enemigo terminaba en gol y ahora el porcentaje de eficiencia ha regresado a un rango de normalidad.

Me parece que en buena medida este arrastre de malos resultados previo incluso a la llegada de Mohamed fue la gota que derramó el vaso para acelerar la salida de Luis Miguel Salvador de la presidencia deportiva y me parece que el futuro de “El Turco” está pendiendo de un hilo.

Hoy no me atrevería a asegurar que Mohamed continuará por los seis meses que le faltan de contrato. Si a los malos resultados le sumamos una relación no tan buena con la plantilla el rumbo del barco podría verse seriamente afectado.

Las semanas que restan del torneo, se logre o no el milagro de la clasificación, serán clave para el destino del técnico y algunos jugadores. Pero la pregunta no sólo es si la directiva aguantará al argentino en el timón, sino también si quiere Mohamed quedarse en Rayados para arreglar las cosas o preferirá tirar la toalla.

Antonio Nelli Periodista Televisa Ciudad de México, DF

 @Antonio_Nelli

Ver todas las emisiones