¡Y aquí está!

Por: Raúl Pérez 2016-10-06

Las niñas Sub 17

De verdad que estoy sorprendido por la manera de jugar de la Selección Nacional Mexicana Sub 17. Me encanta la forma en la que todas corren a recuperar el balón una vez que lo pierden, de inmediato se les nota la garra; luego no solo es recuperarlo sino lo que hacen con él: la manera en que lo tocan, como se van acompañando, los relevos, los desmarques, y lo mejor de todo, los desbordes, los regates, la imaginación para resolver en el área rival y terminar las jugadas con disparos a puerta que se convierten, en muchas ocasiones afortunadamente, en goles.

Es un gusto ver la disciplina táctica de estas jovencitas como lo demuestra el hecho de que ante Jordania recibieron una anotación tempranera y nunca se desesperaron hasta que, más pronto que tarde, empataron el partido que luego ganarían con facilidad 4 a 1. Además poseen individualmente una técnica depurada que es precisamente la que les permite salir bien armadas en el inicio de una jugada.

Para ser más específico, las dos contenciones, las Delgado Alexia y Luisa (no tienen parentesco) hacen un esfuerzo físico extraordinario y le dan equilibrio al equipo tanto para defender como para atacar. Las cuatro defensoras, Ashley Soto, Jazmín Enrigue, Kimberley Rodríguez y Jimena López son rápidas para defender y atacar y fuertes en la marca. Las dos guardametas que han jugado un partido cada una, Miriam Aguirre y Kelsey Brann, nos tienen tranquilos todo el juego por la seguridad con la que se desenvuelven.

La delantera centro Daniela Espinosa y atrasito de ella la talentosa Montserrat Hernández son un peligro en cada avance y saben aprovechar los envíos que llegan desde los extremos. Y es aquí a donde quería llegar: nuestras dos extremos Dayana Cázares y Jaqueline Ovalle son jugadoras de otro mundo, de otra época, de las que ya no hay; ¡que habilidad, que cambio de ritmo, que potencia! para  desbordar al rival y meter, a toda costa, el centro a la zona de peligro.

Tenía tiempo que yo no veía en una Selección Mexicana, ni siquiera en la rama varonil de cualquier categoría, dos extremos con las características que tienen estas dos verdaderos “demonios” y que nos hacen disfrutar del futbol, al menos a mí, de una manera diferente por su verticalidad, su velocidad, y sobre todo, por su picardía con la pelota controlada y las rivales tratando de marcarlas. En resumen, veo un equipo bien trabajado, convencido del esfuerzo colectivo y táctico pero al mismo tiempo con soltura, imaginación y talento, disfrutando estar en la cancha.

No quiero decir que por todo lo anterior México ya va a ganar el campeonato del mundo, ni propongo al entrenador Christopher Cuéllar para nuevo estratega de Tri Mayor, no, lo que recién dije fue por lo que observé en los primeros dos encuentros que México ganó por goleada, eso sí,  contra rivales con poco desarrollo futbolístico como lo son Nueva Zelanda y Jordania.

Ahora vienen rivales más fuertes, del más alto nivel en la rama femenil: primero España el viernes temprano por el liderato del grupo A (a partir de las 7:50 de la mañana lo narraremos en Univisión TDN Ernesto García y Yo con el análisis de Sara Zetune)… (también pasa por Televisa Deportes) y después los cuartos de final contra Alemania, Canadá o Venezuela,  cualquiera de los tres será durísimo, y entonces veremos si este equipo al que hoy en día veo muy sólido, está para empresas mayores.

Por lo pronto a mí este grupo de niñas me ilusiona tremendamente y no solo eso; me fascina verlas jugar. Nada que me daría más gusto que las chicas del mini Tri alcanzaran alguna posición de privilegio al término de la Copa del Mundo Femenil Sub 17 Jordania 2016. Si no es así y pierden con España y con el que les toque en cuartos de final, solo espero que lo hagan sin traicionar su estilo y jugando como ellas sienten el futbol. Sin importar hasta donde lleguen no tengo ninguna duda que en esta justa mundialista hay mucho futuro para el futbol femenil de nuestro país.

EL FAMOSO “GRITITO”

Ahora resulta que en lugar de combatir al famoso “gritito” que lanzan algunos aficionados en todo nuestro país cuando el portero del equipo al que no le van despeja de meta, se va a tratar de convencer a la FIFA de que dicha palabra tiene muchas connotaciones en México y no lleva ningún mensaje homofóbico.

¡Por favor! Puede ser que dicha palabra tenga varios significados en nuestro país pero lo que es un hecho, lo que no tiene ninguna duda, es que uno de ésos significados es totalmente homofóbico y no se puede saber exactamente quienes de los miles de aficionados a los que les gusta gritarla lo hacen con una u otra acepción así que, como en algunas otras ocasiones, allá van nuestros directivos a hacer el ridículo ante la FIFA y ante el mundo. Allá ellos.

Twitter: @raul_perez_

Raúl Pérez Periodista Televisa Ciudad de México, DF

 @raul_perez_

Narrador Televisa Deportes Ver todas las emisiones