Doblones

Por: Carlos Yarza 2016-09-24

¡Sí a los niños a los toros!

En estos momentos es la voz de los taurinos de México, una vez que sobre la tauromaquia mexicana hay una nueva amenaza, detrás de ella un grupo de políticos que se valen de la fiesta brava para buscar notoriedad, cuando con el que debe de ser su trabajo no lo consiguen.

El pasado lunes se llevó a cabo en la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión, en el Palacio de San Lázaro, “El Análisis de la Tauromaquia en México”, organizado por la Comisión del Medio Ambiente y Recursos Naturales, algo que resultó otro duro golpe para el movimiento anti-taurino, ya que los taurinos que participaron fueron contundentes y con argumentos que están respaldados demostraron, una vez más que los festejos taurinos están muy lejos de lo que ellos argumentan como motivos para que esta actividad sea prohibida. Al final los anti-taurinos terminaron con su actitud violenta que ya les es conocida.

Ante el duro golpe el PVEM metió una nueva iniciativa que busca prohibir el acceso a los niños a las plazas de toros y a la práctica de la tauromaquia, argumentando y prácticamente asegurando, que los festejos taurinos provocan que los niños que disfrutan de ellos, o que practican el toreo, en un futuro serán hombres violentos y en consecuencia gente de mal. ¡Qué fácil es hablar y argumentar sin conocimiento!

Prácticamente toda mi vida he visto toros y tengo cerca de 25 años de dedicarme a la crónica y comunicación taurina, en este tiempo he conocido la historia de muchos toreros y he conocido a muchos niños toreros, de los cuales ya muchos de ellos son hombres, muchos han llegado a la meta de ser toreros, otros no lo han logrado y sus vidas han tomado otros rumbos, pero en todos ellos hay una constante todos son gente de bien. De la misma manera he conocido a miles de pequeños que llevados de las manos de sus padres han crecido viendo corridas de toros y hoy son gente productiva y positiva para la sociedad.

¿Me pregunto si el diputado al que se le ocurre esta brillante iniciativa, conoce mínimo a un niño torero?, lo dudo, porque de conocerlo su iniciativa sería para que la educación de los niños de nuestro país se basara en los principios de la tauromaquia. Y tanto desconocen el tema, los antis, que el pasado lunes en el debate que se realizó, uno de los personajes que habló a favor del movimiento anti-taurino, aseguró que los niños que practican tauromaquia lo hacen con instrumentos punzo-cortantes, hasta donde yo sé, ni los capotes, muletas, ayudados o palillos, son instrumentos punzo cortantes.

¿Me hago otra pregunta? Cómo es que las autoridades que se encargan de legislar toman la decisión, sobre qué hacerlo.

Los niños que crecen dentro de un ambiente taurino, y más los que crecen en la práctica de la tauromaquia serán hombres de bien, porque la tauromaquia es una filosofía y como tal está llena de principios y valores cimentados en la honestidad, respeto, valor, humildad, determinación, sinceridad entre muchos más. Habrá que conocer a los niños toreros para descubrir esto, ojala todos los niños de México, de verdad fueran educados bajo esta filosofía, de ser así, nuestro México, sería otro.

La fiesta de los toros es un iceberg, y los anti-taurinos solo ven puyazos, banderillas, estocadas y descabellos, pero las corridas de toros son más que eso.

¿Prohibir el acceso a los niños a una plaza de toros por ser un espectáculo violento? Entonces también les prohibirán ver televisión, salir a la calle, o subirse al metro, ir a un estadio de futbol, o escuchar el discurso de un político. La violencia no está en una plaza de toros, la violencia está en el México de hoy día, señores diputados y de la Comisión de Derechos de la Niñez, de la Cámara de Diputados, gracias por preocuparse por nuestros niños taurinos, pero les aseguramos que cada uno de ellos tienen padres preocupados y esmerados en su educación y en saber qué es lo bueno y malo para ellos. Mejor por qué no se acercan a cada crucero de las ciudades de este país, de norte a sur donde a diario se ve a niños abandonados, trabajando, perdidos en el mundo de la droga. Por qué no mejor rescatan a los millones de pequeños que viven en el mismo número de coladeras de México. Por qué no se van a las miles de poblaciones donde la pobreza y el narcotráfico imperan. Por qué no rescatan a los millones de esos niños que si son vulnerables o ya están inmersos en la violencia, acaso será porque eso si representa trabajo y no da notoriedad.

Este México no está para prohibir, eso es lo único que debe de estar prohibido. Y al margen de que nos gusten o no las corridas de toros la forma en que se educa a un hijo es responsabilidad netamente de los padres. Y pongo este ejemplo, hoy día en un estadio de futbol hay más violencia que en una plaza de toros, también prohibirán el acceso de los niños a este espectáculo, también le dirán a los padres de estos pequeños que no los pueden llevar, me pregunto qué dirían al respecto los papas de estos infantes.

Y señor Jesús Sesma, una iniciativa suya condenó a miles de animales de los circos a la muerte, muertes que deben de pesar sobre su conciencia y sobre la de todos los que votaron esa ley. Le pregunto ¿no les bastó con eso?

Hoy digamos simplemente ¡Sí a los niños en los toros!

Carlos Yarza Periodista Televisa Ciudad de México, DF

 @yarzajuncal

Comentarista taurino de Televisa Deportes Ver todas las emisiones