Indicador futbolero

Por: Francisco Arredondo 2016-09-21

Se derrumba el hombre, se desploma el técnico

El rostro de Tomás Boy simplemente refleja la impotencia que tiene como profesional y la incertidumbre que vive como ser humano.

El estratega de Cruz Azul no encuentra las respuestas a los cientos de cuestionamientos que él y muchos más se hacen ante el pobre funcionamiento del cuadro de La Noria, que parece no tener un freno y, lo peor, un plantel con la sangre fría y la conciencia para remediar la situación.

Tomás, quien suele ser un personaje peculiar y hasta cierto punto retador, la noche del pasado martes, al perder 1-0 ante los Diablos Rojos del Toluca, fue un tipo que en todo momento evitó evidenciar que la presión lo está consumiendo, pero en el fondo sabe que la situación lo ha superado.

“El Jefe”, pese a la frustración que carga a diario, por algunos pasajes se mostró valiente para señalar que “no va a tirar la toalla”, pero también recordó que en su gris etapa como estratega de los Camoteros del Puebla en los inicios del Siglo XXl vivió una situación similar y al final fue despedido.

Y lo que quizá le cuesta trabajo asimilar al mismo Tomás Boy es que luego de ese período con los poblanos, tardó mucho, pero mucho tiempo para volver a tener la oportunidad de dirigir; una, por los pésimos resultados, y otra porque llevó a los tribunales de la FMF a los poblanos para cobrar su finiquito y salarios atrasados.

Hoy da la impresión que el hombre está destrozado y el técnico desarticulado, porque ni él ni quienes lo siguen respaldando han querido entender que el proyecto está resquebrajado y que van sin un rumbo fijo pese a las constantes manifestaciones del área deportiva, en el sentido de que lo ideal es dar continuidad al trabajo.

Pocas veces me había tocado ver a Tomás Boy con el sentimiento a flor de piel, ese hombre que sostiene al personaje prepotente, arrogante y que a los ojos del mundo es un tipo complicado y sin tregua al diálogo. Ese ser humano frustrado y reflexivo pensé que jamás lo podría observar, y vaya sorpresa que me llevé en la sala de conferencias del Estadio Azul. Es que también está realidad golpeada y desgarrada que atraviesa Tomás sin duda alguna ya no puede ser sostenida por una doble personalidad.

En el interior de La Noria es de todos conocidos que ese personaje arrogante, enfundado en la piel del entrenador, tiene desgastado al grupo y que en su afán por evitar más críticas ha pedido enérgicamente a sus jugadores que dejen de hacer declaraciones cada vez que salen de los campos de La Noria.

Hoy, Tomás Boy, el ser humano, posiblemente sienta que llegó el momento de poner un alto a este sufrimiento, pero el técnico se aferra a una situación que da la impresión que si algo no tiene es una favorable solución y un futuro nada cómodo, sabe que era la oportunidad que estaba esperando desde hace años y tiene miedo de irse como un fracasado.

 

 

NOMBRAR PERSONA NON GRATA…

A Fidel Kuri Grajales, dueño de los Tiburones Rojos del Veracruz, solo es jurisprudencia de la Federación Mexicana de Futbol (FMF) y quizá del mismo Consejo de Dueños de los clubes de la Liga, porque la Comisión Disciplinaria sólo podría ampliar la sanción que impuso en enero pasado al empresario y posiblemente adjudicarle una fuerte multa.

La vergonzosa actitud del también político veracruzano el pasado martes en la zona mixta del Estadio Cuauhtémoc, al insultar y agredir verbalmente a un periodista, debe ser castigada severamente por las autoridades correspondientes dentro del balompié nacional; en caso contrario, sus reglas y estatutos solo servirían para limpiar los vidrios de la entidad federativa.

Kuri Grajales cree que como dueño ya tiene fuero como en su calidad de diputado, pero lo que este empresario no ha entendido es que para su mala fortuna aquí hay reglamentos que se deben respetar y esos son los que lo tienen suspendido un año por haber agredido en enero pasado al director del área técnica de la Comisión de Árbitros, Edgardo Codesal.

La sanción de Don Fidel le prohíbe estar en zona de vestidores, zona mixta y cualquier área cercana al lugar donde se encuentren los árbitros, ademas de que no pude acudir a la reuniones de la FMF, pero simplemente le ha valido todo, y si la Liga MX, la FMF o a quien correspondan juzgarlo no hace nada más estricto, en un futuro nadie va a regar sus reglamentos y estatutos.

Francisco-Arredondo-624x350 Francisco Arredondo Periodista Televisa Ciudad de México, DF

 @Paco_Arredondo_

Twitter: @Paco_Arredondo_ Ver todas las emisiones