En el Diamante

Por: Antonio de Valdés 2016-09-12

Decisión Polémica

Por mucho tiempo se discutirá la decisión tomada por el manager de los Los Angeles Dodgers, Dave Roberts, de retirar luego de siete entradas perfectas al zurdo Rich Hill en el segundo de la serie contra Miami Marlins el sábado pasado.

La reacción lógica que tendría cualquier persona es que con una joya de ese tamaño en desarrollo no habría duda que tendrían que dejarlo seguir buscando el perfecto, sin embargo hay que analizar algunas circunstancias que rodeaban la tercera apertura de Hill con el conjunto californiano.

En esta campaña primero con Oakland y ahora con Los Angeles, el abridor de 36 años ha visitado tres veces la lista de lesionados, solo tiene 95 entradas lanzadas y su récord es excelente con (12-3) y 1.80 de limpias. De hecho con los Dodgers ha ganado sus tres salidas y no le han hecho carrera limpia.

Está claro que Hill puede ser una adición clave en la gran carrera para llegar a los playoffs y desde el punto de vista del piloto azul era demasiado riesgoso forzar el brazo del veterano que llevaba 89 lanzamientos y todavía tenía que sacar seis outs.

Yo soy de la idea de que Roberts está pensando en la postemporada y aunque a todos nos hubiera encantado que Hill intentara la hazaña, el manager no iba a permitir 115 o 120 lanzamientos para llegar a los nueve innings.

Sin duda entiendo la decisión de Roberts aunque no haya sido la más popular.

PITCHEO DE CONTRASTES

Cómo pueden cambiar las cosas de un año a otro y como ejemplo tenemos a dos lanzadores de gran capacidad, el primero Rick Porcello que fue toda una decepción con Boston Red Sox en 2015 con récord perdedor (9-15, 4.92 CLA) y ahora se acaba de convertir en el primer pitcher en llegar a veinte victorias en las mayores.

El segundo, Dallas Keuchel que con Houston Astros ganó el Cy Young de la Liga Americana la campaña pasada y ahora tiene récord perdedor (9-12) con 4.55 en efectividad.

De llamar la atención como los números de Porcello y Keuchel son muy parecidos pero cruzando los años y esto nos vuelve a demostrar lo difícil que es mantenerse en el máximo nivel durante varios años.

PERICOS A UNO

Con espléndido pitcheo combinado de Héctor Galván, Wes Torrez, Carlos Bustamante y Daunte Heath, los Pericos de Puebla vencieron en la Angelópolis 5-1 a los Toros de Tijuana en el cuarto juego de la Serie del Rey y se colocaron a un triunfo de llevarse la corona 2016 de la Liga Mexicana de Beisbol.

Un rally de cuatro carreras en la cuarta entrada en donde Alberto Carreón conectó el batazo estelar, un doblete productor de dos carreras ha colocado contra la pared al equipo fronterizo que esta noche necesita sacar el partido del Hermanos Serdán para volver a Tijuana en donde la novena de Pedro Meré es muy fuerte.

Los zurdos Horacio Ramírez de Tijuana y Orlando Lara de Puebla que protagonizaron un duelazo de ceros en el primer partido de la Serie Final abrirán esta noche en la casa de los Pericos.

Antonio De Valdés Periodista Televisa Ciudad de México, DF

 @adevaldes

Twitter: @adevaldes Ver todas las emisiones