En la imaginaria

Por: Javier Sahagún 2016-08-05

Jardón contra Saguilán, o la lucha por la supervivencia

Temas Relacionados

Se dicen amigos, pero no pueden evitar cierta insidia cuando hablan uno del otro durante la entrevista.

Dante Jardón y Nery Saguilán se miran con desconfianza, se cuestionan la calidad de sus respectivos rivales del pasado, la potencia de sus puños, la velocidad de sus piernas. En el fondo, parecen reconocer veladamente las virtudes mutuas, pero el discurso es completamente contrario a cualquier forma de cortesía excesiva. Esa, hoy, es inaceptable.

Sus carreras deportivas habrán de juntarse arriba del cuadrilátero de la catedral del boxeo mexicano, la Arena Coliseo, este sábado, por eso no hay lugar a flaquezas anímicas. Una derrota resultaría sumamente dañina para el futuro profesional de cualquiera de los dos, por ello esa es una opción que ahora no cabe en sus mentes.

Dante junta cinco victorias después de perder ante Takashi Miura y Adrián Estrella espalda con espalda, a finales de 2013 y mediados de 2014, respectivamente. esos descalabros hiciedron creer que la carrera del Crazy estaba en declive, pero estos triunfos, incluidos los que obtuvo ante Jairo “Doberman” López, Reyes Sánchez y Juan Carlos Salgado, de alguna manera han rescatado su trayectoria y ahora, en peso ligero y como Campeón Internacional Plata del CMB, está cerca de una oportunidad titular.

Nery viene de una muy dolorosa derrota ante Marcos Villasana Jr. quien lo venció con cierta claridad por la vía de los puntos, pero ciertamente venía de una racha de diez combates ganados. En su caso particular, varios de sus últimos pleitos habían estado sumergidos en las dudas por su dificultad para dar el peso, e hizo la impresión de que fue favorecido por los jueces en algunos de esos combates. La solidez de su boxeo estará a prueba este sábado y ese es otro de los factores que le dan a esta pelea un interés tan particular.

Para ambos boxeadores está tajantemente prohibido perder, Una derrota significaría cosas demasiado negativas para sus respectivas hojas de trabajo, pero eso no ha significado que abandonen su acostumbrado humor, ni cierto desparpajo declarativo a lo largo de los eventos promocionales del pleito. Saguilán ha afirmado que el sobrenombre de Jardón, “Crazy”, no se debe a su estilo desaforado para atacar a sus rivales, sino a su desequilibrio mental y que ha salido sumamente caro su tratamiento sicológico. Dante, por su parte, ha llamado de varias formas a su rival, y ha dicho de él que es (por decir lo menos) un payaso.

Ambos púgiles cuentan con 28 años de edad y los dos estarán a prueba en la Coliseo en una contienda de las que se puede decir, sea como sea, le vienen bien al boxeo.

Ahora habrá que esperar que la pelea no se ensucie y cumpla con las altas expectativas que se tiene de ella.

Javier Sahagún Periodista Televisa Ciudad de México, DF

 @Javier_Sahagun

Twitter: @Javier_Sahagun Ver todas las emisiones