De Aros y Medallas

Por: Beatriz Vázquez 2016-08-01

Control de daños Olímpicos

El titular del Comité Olímpico Internacional, Thomas Bach, no se cansa de explicar y explicar que la decisión tomada con respecto a los deportistas rusos fue la mejor porque la descalificación total de la delegación “no sería justificable moral ni legalmente”, dice y agrega que “porque cada ser humano tiene y posee ciertos derechos de justicia natural”, la que, a los ojos de muchos, se han olímpicamente atropellado esta vez.

Se trata de una situación que inició desde el 2014 y creció hasta llegar a lo que hoy vemos, con todo el equipo ruso de atletismo y todo el de levantamiento de pesas fuera de la cita de Brasil, con algunos deportistas con exclusión justificada pero con otros que con seguridad están pagando por las fallas de otros.

Los gobiernos aportan recursos para que se desarrollen los programas de la WADA, Agencia que, se supone, realiza estudios y revisiones estrictas para autorizar o no a los laboratorios de algunos países a llevar a cabo exámenes antidopaje. Lo que al parecer, no ha dado resultado.

Pero más allá de los laboratorios, de médicos capacitados, de reactivos suficientes, de la publicación de la lista de sustancias prohibidas que usted o yo podemos ver en la página de la WADA, todo esto choca con situaciones políticas y económicas que van más allá del deporte mismo, del nivel competitivo de un país y del  respeto a los orígenes del olimpismo.

¿No sería momento de revisar, con seriedad, en dónde está parado el Olimpismo como movimiento deportivo? ¿Realmente buscan la universalidad del deporte? ¿El juego limpio cuando el tema del dopaje no es nuevo, y muchos menos patrocinado por un gobierno? ¿No es momento de declararlo cien por ciento negocio y no cobijarlo bajo la bandera de algo ya nada tiene que ver con lo que Pierre de Coubertin imaginó?

El Olimpismo, sin duda, ha dejado importantes legados, infinidad de historias dignas de contarse, sueños cumplidos, pero por otro lado, lo que hoy se ve con todo este panorama despierta infinidad de dudas.

Las diferencias geopolíticas han sido, también, parte de su historia, el deporte no ha dejado de ser una bandera que los gobiernos utilizan para empoderarse, aquella guerra fría que derivó en los boicots de los Juegos de Moscú 80 y Los Angeles 84 mezcló lo que Coubertin no tenía contemplado, ¿postura romántica? Tal vez, pero el deporte, lo que significa, lo que deja, su esencia, merecen respeto y es que tan lucrativo resulta el deporte como la industria del dopaje, de lo contrario ¿existiría?

Como dato, uno de los récords mundiales más longevos en el atletismo data del 6 de octubre de 1985, es de la alemana Marita Koch, en los 400 mts. Planos con tiempo de 47.60 seg. El año pasado, la estadounidense Allyson Félix ganó oro mundial en Beijing, China, con 49.26… Sólo un dato…

Beatriz Vázquez Periodista Televisa Ciudad de México, DF

 @bettyvabu2

Twitter: @bettyvabu2 Ver todas las emisiones