Cancha y Diamante

Por: Albertho Hernández 2016-07-21

El discípulo del Capitán

Siempre que hablo de Ramiro Peña se me viene a la mente su primer cuadrangular en Grandes Ligas, con los Yankees de Nueva York. Después de terminar de darle la vuelta al cuadro llegó al dugout de los Mulos de Manhattan y todos sus compañeros sentados como si nada hubiera pasado, unos segundos después se levantaron todos a felicitarlo con singular alegría. Novatada orquestada por Jorge Posada.

Ramiro Peña Gauna, nacido en Monterrey, Nuevo León y salido de los Sultanes, llegó a la Gran Carpa en el 2009 nada más y nada menos que al equipo más ganador de las Grandes Ligas; los Yankees de Nueva York, y por si fuera poco, tenía que pelear por un puesto con la gran figura del equipo; Derek Jeter. Lejos de verlo como una rivalidad, The Captain se volvió su mentor.

Su carrera no pudo despegar de la manera que él hubiera querido con los Bombarderos del Bronx, debutó un 6 de abril de 2009 como corredor emergente y fue titular 8 días después cubriendo la tercera almohadilla. La realidad es que Peña estuvo más en sucursales de Triple-A, que en el primer equipo, sin embargo la experiencia que adquirió fue fantástica, incluso puede presumir un anillo de Serie Mundial que consiguió en su primer año en el mejor Beisbol del mundo.

Los Braves de Atlanta lo firmaron en el 2013 tras volverse agente libre, lamentablemente una cirugía de hombro lo alejó del diamante la mayor parte de la temporada y solo pudo aparecer en 50 de 162 juegos.

En el 2015, los Padres de San Diego le ofrecieron un contrato de Ligas Menores, toda la temporada estuvo en Los Chihuahuas de El Paso y registró 123 hits, 4 home runs y promedio .308 de AVG.

No tuvo la oportunidad de regresar a Grandes Ligas con el equipo californiano y en el 2016 fueron los Giants de San Francisco quienes le ofrecieron un nuevo contrato de Ligas Menores.

Parecía inminente el regreso del regiomontano a México, pues estuvo en los River Cats de Sacramento y no era llamado al primer equipo. Pero el 9 de junio fue requerido por el mánager Bruce Bochy tras la lesión de Matt Duffy y debutó con el equipo de la Costa el 11 del mismo mes.

Siempre ha sido una garantía con el guante, pero no un bateador de poder, sin embargo sus números con los Gigantes son muy buenos, promedia .348 de AVG, 7 carreras anotadas y 9 impulsadas.

Peña está demostrando lo que vieron los Yankees en él, en 2009, no era un espejismo.

Con el Clásico Mundial de Beisbol 2017  en el horizonte,  el equipo mexicano podría tener a uno de sus referentes en la persona de Ramiro Peña, aquel que compartió vestuarios con Alex Rodríguez, Jorge Posada, Mariano Rivera, etc., ese joven regiomontano que recibió consejos de Derek Jeter y fue “el discípulo del Capitán”.

Jesús Hernández Periodista Televisa Ciudad de México, DF

 @albertho_h

Ver todas las emisiones