Ad Hominem Deportivus

Por: Óscar I. Guevara 2016-06-28

Hay de renuncias a renuncias

Temas Relacionados

Desde las timoratas como la de Messi hasta las disfrazadas como la de Hodgson pasando por las chantajistas como la de Maradona o las envueltas entre lágrimas como la de Cuauhtémoc Blanco. Las renuncias a las selecciones han sido constantes en la historia del futbol, con diversos motivos y persiguiendo distintos fines.

Al terminar la Final de la Copa América, y después de haber tenido solo un disparo a gol en 120 minutos y fallar su penal, Lionel Messi fue entrevistado por 2 medios, comenzó a hablar con la mirada perdidas y soltó una frase, tal vez sin pensarla, seguramente se dio cuenta de lo que dijo hasta que terminó de hablar, pero que le ha resultado para revertir todas las críticas y convertirlas en súplicas de que no se vaya.

Messi no ha podido ganar nada con la selección absoluta de Argentina, inició la Final de la Copa América Centenario enchufado, hizo su primer y único tiro a puerta en el minuto 17, provocó la expulsión del chileno Marcelo Díaz apenas a los 28 minutos con todo el colmillo del mundo pues se le fue encima aparentando una obstrucción, pero después, desapareció y en la serie de penales falló cuando pudo haber enfilado a la albiceleste al título, tal vez en el marco no veía al portero Bravo ni escuchaba al público, seguramente solo veía a Maradona y le retumbaron las palabras que Diego le dijo a Pelé: “no tiene personalidad”, o las públicas: “si no ganan la copa, no vuelvan”.

Al término del partido todo en el mundo eran críticas para Messi, después de sus palabras, que le dieron la vuelta al orbe en 10 minutos, las críticas se convirtieron en súplicas: “no te vayas”; con esto, sin planearlo, Messi realizó la mejor gambeta de su vida. ¿Qué sigue? Lio debe mostrar personalidad y convocar a una rueda de prensa en la que ratifique o rectifique su decisión, ya sin la calentura del momento, ya sin la frustración explotando en sus manos, ya habiendo reflexionado todo el entorno.

Hasta Maradona ha pedido que Messi siga. Sí, Diego, quien dijo que si no ganaban la Copa Centenario que no regresara nadie. Sí, Diego, el que vivió bajo la polémica como jugador. Sí, Diego, el que también renunció a la selección hace 26 años, pero en condiciones muy diferentes.

Era octubre de 1990, Diego Armando llegó a Argentina dolido todavía por lo sucedido en la Copa del Mundo de Italia, no por haber perdido la Final, sino por la forma en que sucedió todo, porque Diego se sintió poco respaldado por los dirigentes de la AFA y sobre todo, por Basile había dejado de ser el seleccionador nacional.

“No juego más en la selección, es una decisión tomada, analizada. Tengo bronca porque me mintieron”, dijo ese día recriminando a los dirigentes no haber hecho ni dicho nada después de lo que les hicieron en la Final de la Copa del Mundo, ya que a su juicio el penal que marcó Edgardo Codesal no era.

Dijo que solo volvería a la selección como entrenador, pero sí regresó como técnico, lo hizo porque Argentina se fue al repechaje para el Mundial Estados Unidos 1994, se preparó a fondo, se puso físicamente a tono y volvió, aunque solo para que en plena Copa del Mundo le detectaran doping y fuera suspendido por la FIFA.

Ayer también se fue Roy Hodgson de la selección de Inglaterra. Muchos lo toman como renuncia y lo ponen como ejemplo de vergüenza deportiva, la realidad es que el entrenador estaba en evaluación, antes de la Eurocopa el presidente de la FA dijo que se extendería el contrato solo en caso de que el equipo lo haga bien y juegue bien, afirmando “si llegamos a Semifinales, es un éxito”. Al no llegar a esta fase, Hodgson salió a la conferencia a adelantarse a lo que era inminente y “renunció”.

Y para no olvidar a la Selección Mexicana, vale la pena recordar cuando Cuahtémoc Blanco renunció al Tri con lágrimas en los ojos mediante una entrevista en vivo transmitida en el programa La Jugada. Fue después de la grave lesión contra Trinidad y Tobago en las eliminatorias, Blanco dijo que nadie en la FMF se había preocupado por él, que no le habían pagado la operación y que lo habían dejado en el olvido.

Toda esta novela de Cuauhtémoc Blanco fue después de haberse convertido en el héroe para derrotar a Honduras y clasificar al Mundial de 2002, es decir, cumplió deportivamente primero y se hizo a un lado después, ¿Qué pasó? Nada. Regresó al Tri previo a la Copa del Mundo, en la cual anotó un gol.

¿Qué pasará con Messi? ¡Va a regresar! De eso no tengo duda, lo interesante de la novela será en cuánto tiempo y bajo qué condiciones lo hará, y más interesante será observar el nivel que tenga después y si finalmente logra obtener un título.

Óscar Ignacio Guevara Salinas Periodista Televisa Ciudad de México, DF

 @OscarGuevara_TD

"Todos lo sabemos todo gracias a todos" Ver todas las emisiones