Con alma vida y corazón

Por: Antonio Nelli 2016-05-23

Me quedo con lo bueno

Quizá la jugada que más recordaremos de la Semifinal de vuelta entre Rayados y América es el polémico penal marcado por Roberto García Orozco, pero quisiera que nos ubicáramos mentalmente un segundo antes de esa acción.

Hasta ese momento, los dos equipos nos habían dado uno de los partidos más emotivos y electrizantes del que se pueda tener memoria en una Liguilla. Las volteretas en el marcador, las inyecciones de adrenalina y las pinceladas de arte que nos regalaron los dos equipos no merecen ser empañadas con un mal recuerdo.

Es obvio que quien pierde se siente afectado y piensa en la injusticia, pero yo prefiero quedarme con el recuerdo de los grandes tiros de Cardona, la puntería de Arroyo al cobrar los tiros libres y la gran calidad de los arqueros que fue factor elemental en el rumbo del partido.

Así podríamos ir mencionando uno a uno los ingredientes que hicieron de este duelo un choque de trenes impresionante que mantuvo a propios y extraños al filo de la butaca de principio a fin.

Por eso hoy no le quiero restar ningún mérito al futbol en su más pura esencia. Todos los que estuvieron en la cancha enaltecieron el espíritu de esta disciplina deportiva llevada un grado supremo en la cancha de Rayados.

Cuando el futbol se juega así no queda ninguna duda de por qué es el deporte más apasionante del planeta y se ha convertido en el más popular del mundo.

Hoy me quiero quedar con esos recuerdos antes de tener que entrar al detalle de una jugada, de una apreciación arbitral que si bien tiene muchos elementos para considerarse correcta, se mantendrá en el tiempo con la sombra de la duda sobre todo alentada por quienes consideran haber sido afectados.

Ojalá que aún con el dolor de la derrota el América se sienta tan orgulloso como Rayados de haber llevado el partido a las alturas que lo hicieron y de habernos regalado como aficionados una tarde como difícilmente volveremos a ver otra en el corto plazo.

Por todo esto hoy no quiero hablar de otra cosa que no sea el mérito de los que jugaron y su gran calidad como deportistas de alto rendimiento. Para lo demás ya habrá tiempo y lo más seguro es que de todas formas no nos vamos a poner de acuerdo; sin embargo, en la calidad del espectáculo que vimos creo que no cabe la menor duda y habrá decisión unánime. Gracias América, gracias Rayados. ¡Que se repita!

Antonio Nelli Periodista Televisa Ciudad de México, DF

 @Antonio_Nelli

Ver todas las emisiones