Desde los estadios

Por: César Martínez 2016-05-02

José Cardozo

Sigo pensando que es un buen técnico. Que lo realizado como futbolista de la institución le otorgaría el crédito suficiente como para mantenerse como entrenador del Deportivo Toluca.

 

Pero la situación de José Cardozo era ya insostenible.  Desde el punto de vista de resultados, de la relación con su gente y desde los análisis que se hacían alrededor de sus decisiones.

 

Que si metía a Cueva, con una lesión muscular, por ratitos, la queja era de porqué no darle el reposo suficiente para recuperarlo. De haberlo hecho así, se le criticaría a Saturnino por prescindir de uno de sus futbolistas más desequilibrantes en momentos  vitales.

 

Metió a Triverio y Uribe,  ambos lejos de su mejor momento físico, sencillamente porque las opciones se le agotaron.  Si hubiera decidido el domingo por Saucedo, se le hubiera cuestionado, pues no faltaría quien dijera: “medio Triverio es mejor que Saucedo al 100”.

 

Contra Sao Paulo, Cardozo no dosificó a su plantel, lo armó como le fue posible ante la seguidilla de lesiones.

 

También tuvo sus equivocaciones y creo que es el primero en identificarlas. Se quedó corto en momentos clave, aunque a su favor queda el que Toluca siempre fue contendiente con José en el banquillo.

 

Como un caballero anunció su partida y en términos fríos puedo decir que es lo mejor para cada uno de los involucrados.

 

Toluca continuará un nuevo proyecto siempre en busca de la excelencia, mientras que un José Saturnino Cardozo reforzado por la experiencia tendrá nuevas oportunidades en el futbol mexicano. Sin duda las merece.

César Martínez Periodista Televisa Ciudad de México, DF

 @cesarmartineztd

Twitter: @cesarmartineztd Ver todas las emisiones