Desde los estadios

Por: César Martínez 2016-04-18

Vuoso y Márquez: fondo y forma

Temas Relacionados

Matías Vuoso y su técnico Tomás Boy cruzaron tiros verbales este fin de semana, luego de que el delantero de Cruz Azul fue impedido de calentar y posteriormente de jugar un minuto el sábado contra Santos.

FORMA: No es lo más aconsejable llevar a un jugador a la banca sin posibilidad de ser tomado en cuenta. Ni tampoco hacerlo tan evidente en el tiempo del partido, no haciéndolo calentar. Ni al final, manifestándole a la prensa el porqué no contar con él.  Lo de Boy puede ser calificado de algún modo como rudeza innecesaria.

FONDO: El técnico tiene el derecho y la responsabilidad de mover a su plantel como él considera pertinente. Su alineación, los cambios, el poner a un central como centro-delantero, etcétera (por cierto, el “Maza” no lo hizo nada mal, en esa posición).

A favor de Tomás, también, el evidente bajo nivel mostrado por Vuoso en las últimas semanas y el haberle dado ya suficientes minutos para recuperarlo, sin éxito por ahora.

Por otra parte, Rafa Márquez señala no haber extrañado jugar un Clásico Tapatío tras una estadía en Europa donde disputó el Clásico en Francia y el incomparable Barcelona vs Real Madrid.

FORMA: Rafael Márquez está en su total derecho de evaluar sentimentalmente las cosas que le ocurren en su vida y en su profesión. Fue o trató de ser sincero, sin caer en lo que él supondría.

FONDO: Es su obligación como capitán, líder, figura de una institución tan lastimada como el Atlas, debió ser más “políticamente correcto”.

El aficionado atlista, tan fiel, tan sufrido, tan escaso en triunfos y satisfacciones, merecía una “caricia al oído” por parte de su ícono.

Rafa se los escatimó… se los negó…

Cesar-Martinez-624x350 César Martínez Periodista Televisa Ciudad de México, DF

 @cesarmartineztd

Twitter: @cesarmartineztd Ver todas las emisiones