Indicador futbolero

Por: Francisco Arredondo 2016-03-24

Las contradicciones en el caso Vela

Qué difícil resulta para algunos reconocer que Carlos Vela quedó fuera de la Selección Mexicana para los juegos ante Canadá por una cuestión de orden y disciplina, que no sólo fue petición de su club, la Real Sociedad, sino del mismo cuerpo técnico del Tricolor, que también pondera el comportamiento de cualquier seleccionado.

Resulta incomprensible que a estas alturas de la vida se trate de ocultar una realidad, una situación que para todos es evidente, ya el mismo Vela aceptó su error y que esa indisciplina de ausentarse de los entrenamientos del cuadro de San Sebastián simplemente fue consecuencia de una irresponsabilidad de su parte por acudir a un concierto en Madrid, y no por males estomacales.

El mismo seleccionador mexicano, Juan Carlos Osorio, estaba consciente, antes de anunciar su convocatoria para la eliminatoria ante los canadienses, que tenía que mostrar su mano dura y sus ideales respecto a la disciplina que deben guardar sus jugadores, por eso es que no lo incluyó en la nómina.

Nadie puede dudar de lo importante que es o podría ser Carlos en el equipo mexicano, ni tampoco de los protocolos de disciplina que advirtió el presidente de la Federación Mexicana de Futbol (FMF), Decio de María Serrano, ésos que todos dentro del Tricolor deben acatar y cumplir.

Y quizá aquí el punto negro es porqué la FMF o la Comisión de Selecciones determinó aceptar la petición de la Real Sociedad de no convocarlo, sea cual sea al argumento, cuando en otros momentos se han tenido diferencias con clubes de la Liga MX, en especial el Guadalajara, con este tipo de situaciones.

La apostura “velada” asumida por selecciones nacionales de no convocar a Carlos Vela debe ser también un eje rector; es decir, que en caso de que se presente una situación similar con otro seleccionado, se deben mantener bajo la misma línea y que nadie flaquee, porque si buscan poner un alto a indisciplinas, el mensaje está enviado.

 

EL ETERNO…

Capitán Rafael Márquez es en la actualidad ese motor motivacional que requiere el equipo mexicano. Es un jugador distinto, respetado y admirado por quienes en la actualidad portan la playera nacional.

Es precisamente este hombre en quien Juan Carlos Osorio se apoya para que su proyecto alcance los más altos puntos de excelencia y en quien ha depositado su confianza para que haga entender al grupo la importancia de hacer una eliminatoria mundialista sin contratiempos.

Rafa, a quien en cada convocatoria del Tricolor  lo quieren retirar, se resiste a ese destino, ya que sigue siendo un jugador con ambiciones y esa hambre de cosechar más logros en su carrera,  que seguramente será siempre el mensaje que envíe a sus compañeros.

Francisco-Arredondo-624x350 Francisco Arredondo Periodista Televisa Ciudad de México, DF

 @Paco_Arredondo_

Twitter: @Paco_Arredondo_ Ver todas las emisiones