En la imaginaria

Por: Javier Sahagún 2016-03-08

¿Comida o vidrio? Usted dirá

Es cierto que los clásicos se juegan de otra manera, con otra motivación, con otro nivel de esfuerzo, pero de ahí a que “cualquiera lo puede ganar” hay un trecho bastante amplio.

Y conste que me queda claro que ha habido clásicos ganados por el equipo que está marcadamente por debajo del nivel del otro, pero eso no es privativo de los clásicos; el futbol da, de vez en cuando (y de manera no tan excepcional), sorpresas descomunales para fortuna de las empresas que se dedican a las apuestas, de otra forma hacer pronósticos sería una de las cosas más aburridas del mundo: todos ganaríamos.

Pero una cosa es aceptar la inadvertencia y otra negarle la calidad de favorito al que marcha mejor.

En el caso del Guadalajara vs América está claro que llegan mejor las Águilas, pero a eso hay que añadir que cuenta con un plantel más amplio y de mayor calidad, lo que también abona en el favoritismo para el cuadro de Coapa.

La realidad es incontrovertible, nadie se pelea con ella, mientras los amarillos ocupan la cuarta posición de la tabla general, el rebaño está en el lugar 13. Son seis puntos de diferencia entre uno y otro, además de que mientras las Chivas han marcado 10 goles en este certamen, los emplumados llevan 18 dianas. La diferencia, insisto, es mucha entre uno y otro. El domingo saldrá como favorito el América.

¡Ah, claro!, que en medio de todo esto hay factores que podrían matizar la supuesta desventaja del cuadro tapatío, claro que los hay. Uno de ellos es que los de Matías Almeyda no han jugado tan mal los últimos partidos. Ciertamente es un equipo irregular, con una defensa endeble y con serios problemas de organización atrás, pero si es capaz de resolverlos, sus posibilidades serán mayores. Y, claro, si funciona mejor a la ofensiva, ya que con esas 10 anotaciones a favor sólo está por encima de Atlas y Dorados.

Repasar las carencias del chiverío confirma al América como favorito para el Clásico Nacional, pero si el Guadalajara alcanza su techo futbolístico en ese encuentro tiene posibilidades de hacerle partido a la visita.

De cualquier manera, se trata de un clásico y en estos partidos los jugadores tienen que echar el resto, como la afición, así que si alguien de los aquí presentes le quiere meter una comida, o le quiere poner un vidrio al asunto, este humilde servidor de todos ustedes acepta la apuesta. ¿Quién dijo “esta boca es mía”?

Javier Sahagún Periodista Televisa Ciudad de México, DF

 @Javier_Sahagun

Twitter: @Javier_Sahagun Ver todas las emisiones