Con alma vida y corazón

Por: Antonio Nelli 2016-03-06

Un Clásico, clásico

Parece que mientras más se espera de un partido, éste menos se acerca a las expectativas. Rayados y Tigres llegaron al duelo norteño en inmejorables condiciones de rendimiento futbolístico, posición en la tabla y poderosas plantillas de jugadores.

Lo más lógico era esperar un partido espectacular, lleno de goles vistosos y que tuviese a la afición al filo de la butaca esperando que una nueva sorpresa los hiciera pararse de sus asientos. Nada más alejado de lo que finalmente pasó en la edición 106.

El partido se mantuvo cerrado con escasas llegadas a portería y donde siendo fríos en el análisis, incluso tenemos que reconocer que los Tigres se plantaron más veces con claridad frente al marco enemigo que los ganadores Rayados, sin que esto demerite la victoria albiazul en lo absoluto.

Fue Gignac, el hombre que nunca falla, el que perdonó una opción más que clara de gol casi al finalizar el primer tiempo y con esto dejó abierta la puerta para que muchas otras cosas pudiesen pasar.

Luego vino el gol de Efraín Juárez y más tarde la expulsión de Ayoví con lo que Rayados apostó todos sus recursos a cuidar la ventaja, y confiar en su solidez defensiva para hacerse del triunfo.

Los Tigres por su lado intentaron con poca creatividad y muchas dificultades. Zelarayán hizo una jugada grande y definió de fea forma para sepultar la esperanza de que Tigres se llevara algo del Clásico Regio.

Monterrey llega a 21 puntos y está a cuatro o cinco de meterse a la zona de calificación cuando el torneo apenas va a la mitad. Del otro lado los felinos que solamente han sumado cuatro puntos de los últimos doce, pueden considerar que no jugaron tan mal pero a final de cuentas no ganaron.

Dice la leyenda urbana que el equipo que pierde el Clásico ya no se levanta de ello y aunque parece poco probable que a Tigres le suceda, creo que Ferretti tiene que poner en el análisis los partidos “no tan buenos” que han dado en las últimas semanas ante Tijuana, Querétaro e incluso Real Salt Lake en la Concachampions.

Tigres debe recuperar el nivel si no quiere tener una segunda parte de campeonato que pudiese, incluso, poner en riesgo su calificación.

En resumen el Clásico le deja a los seguidores Rayados la satisfacción de haber ganado el partido y dicen que este tipo de duelos tienen que ganarse, “como sea”. Ese objetivo se cumplió aunque quizá, siendo finos en el análisis, habrá muchas cosas que estudiar de cara a los próximos compromisos para conservar el paso.

Antonio-Nelli-624x350 Antonio Nelli Periodista Televisa Ciudad de México, DF

 @Antonio_Nelli

Ver todas las emisiones