De corazón necaxista

Por: Anselmo Alonso 2016-02-25

Momentos para soñar

Temas Relacionados
, ,

 

Me ha tocado estar prácticamente en todos los juegos del Monterrey en su nuevo estadio. He tenido la fortuna de vivir la evolución de un equipo que hoy por hoy está en la punta del futbol mexicano. Logró la comunión perfecta entre sus jugadores, cuerpo técnico y directiva, y al día están mandando en nuestro balompié.

Esto no se debe a la improvisación, tiene muchas aristas que se complementan para poder lograr el éxito. Paciencia, buenos jugadores, un entrenador capacitado, un público lleno de vida y alegría ,y desde luego, suerte. La temporada pasada se armó para grandes cosas y los resultados no llegaron; a pesar de la euforia de un nuevo estadio los Rayados no lograron calificar.

El acierto de la directiva fue no volverse locos, al contrario, tuvieron confianza en el proyecto, apuntalaron a un buen equipo y hoy reciben el premio: buen futbol, resultados y liderato general. 

Antonio Mohamed conoce perfectamente el futbol mexicano. Campeón con el Tijuana, campeón con el América. Tenia muchas ganas de dirigir en una tierra en donde se siente a gusto. Un hombre que sabe hacer grupos, tiene un amplio equipo de trabajo que entiende el día a día y lo ha sabido encauzar.

Toni Mohamed fue un gran jugador, un hombre que se divertía jugando al futbol, líder y con gran desequilibrio. Un hombre que se salía del parámetro y que improvisaba en el terreno de juego. Como entrenador le gusta respetar esos conceptos, tiene volantes que saben con el balón, tiene gol con un par de delanteros letales y tiene el genio con un colombiano que esta revolucionando la liga, Edwin Cardona.

El Monterrey es un equipo equilibrado, reforzó su línea defensiva con el mexicano-argentino Basanta y encontró su garbanzo de oro en el juvenil Montes. El segundo aire de Osorio le da salida, experiencia y confianza por el sector de la derecha. Volantes de muchos recorrido, Gargano, Sánchez y Ayoví. Defienden y atacan con mentalidad y gran espíritu de equipo.

A los de adelante no les duele nada. Cardona con la magia, Pabón la potencia y Funes Mori con el gol. No solo eso, Monterrey tiene una banca de ensueño: Luis Pérez, Cardoso, De Nigris, Barrera, Zavala, Mier, seleccionados nacionales en cada posición.

Los Rayados apuntan para cosas grandes, sin embargo vienen los momentos más complicados: la segunda parte del campeonato es el gran reto. Los rivales saben del potencial y se aplicarán al 100 por ciento para vencerlos: son, sin duda alguna, un gran candidato por lo mostrado hasta el momento. Viene la etapa de consolidación y ahí es donde todos tienen que poner de su parte.

Monterrey tiene un cierre muy difícil, habrá que esperar si las lesiones y sanciones los respetan, si la soberbia no les gana, que el vestidor no se rompa. Hay demasiado carácter dentro y cualquier cosa puede pasar. Hoy pueden considerarse favoritos para llevarse el torneo, pero falta mucho. Es momento de poner los pies en la tierra, con tantas alabanzas los jugadores pueden perderse y el trabajo del entrenador toma mayor relevancia.

El Monterrey llama la atención, es la alegría del torneo, es un firme candidato, pero ésto, recuérdelo usted, apenas empieza. No se puede levantar el trofeo antes de que se juegue la final y la gente de Rayados lo sabe.

Que el balón siga rodando.

Anselmo Alonso Anselmo Alonso Periodista Televisa Ciudad de México, DF

 @AnselmoAlonso

Comentarista Televisa Deportes Ver todas las emisiones