Futbol Internacional

Por: Anselmo Alonso 2016-02-18

El arte de hacer algo diferente

Temas Relacionados
, ,

En el futbol todo está inventado, es difícil encontrar algo diferente en un juego que se desarrolla todos los días en todo el mundo. Sin embargo, los momentos son diferentes, las circunstancias son especiales y las personas van cambiando, la combinación de todos estos factores hace que los aficionados disfruten de un amague, de un túnel, de un sombrerito o de un penal.

Esta semana vivimos ese tipo de momento. Barcelona frente al Celta, partido ya definido en su 4 por 1, penal en favor del equipo catalán, se perfila Leo Messi y saca el conejo de la chistera, ¿quién esperaría un tiro desde los 11 pasos a 2 toques?, ¿quién pensaría que este fenómeno del futbol no tiraría directo y haría un nuevo gol que pasaría a su enorme colección?. No, él eligió algo diferente. No es nuevo, porque ya se había hecho en el pasado, simplemente hizo algo especial. En lugar de hablar de su gol 300 se habló de las formas, de los genios y hasta de las burlas.

La gente habló del penal y lo pusieron en las portadas de los diarios de todo el mundo, no importa el resultado del juego, no importa el rival, lograron Messi y Suárez hacer de un rutinario 5 – 1 del Barsa, un eco a nivel mundial. Hubo voces que dijeron que no era necesario, que se estaban burlando, que por qué humillaban al rival.

Los otros, los que encuentran en el futbol la magia, vieron al genio que abrió la botella y simplemente sonrió.

Johan Cruyff, otros de los artistas de la cancha, lo hizo en la década de los ochenta y se sintió dichoso de volverlo a ver; en Puebla lo hicieron y otros más se atrevieron a hacer algo diferente. Para todos un aplauso por ese grado de improvisación.

El reglamento lo autoriza, mientras un jugador no toque el esférico dos veces cuando reinicia el juego a balón parado, tienen el derecho de tirar el penal como mejor les guste, mientras el jugador que a final de cuentas hizo el gol haya salido a tiempo cuando se realizó el primer toque, todo se vale.

¿Qué hubiera pasado si Suárez falla el penal?, las críticas hubieran venido a cántaros, el riesgo creo que valió la pena, es una jugada entrenada, es una jugada que sorprende, de eso se trata del juego, de ganar con base a la técnica, al ingenio, a la alegría y desde luego al engaño lícito.

Me hizo recordar a todos aquellos que han tirado un penal a lo “Panenka”, cuando de un toque leve se intenta engañar al portero que ya se lanzó a un costado, los que meten el gol son dioses, aquel que metió el “Loco” Abreu en los cuartos de final ante Ghana en el Mundial de Sudáfrica, y los que fallan son castigados con brutales críticas, como Ponchito González, que con el Atlas falló en un clásico tapatío.

La invitación existe, seguir viendo al Barcelona y esperar cosas increíbles. Le puede ir o no al equipo catalán, pero siempre es atractivo ver un partido de este equipo plagado de figuras que no han perdido la esencia del juego, que es la diversión. La alegría que produce el futbol va de la mano de la magia, gritar un gol a favor, llorar un gol en contra, sudar con una atajada fuera de serie o vibrar con un tiro penal diferente. Felicidadades por los que se atreven y a seguir gozando.

Que el balón siga rodando.

Anselmo Alonso Anselmo Alonso Periodista Televisa Ciudad de México, DF

 @AnselmoAlonso

Comentarista Televisa Deportes Ver todas las emisiones