De corazón necaxista

Por: Anselmo Alonso 2016-02-11

Matices de un resultado

Temas Relacionados
,

Ya es una buena costumbre de miércoles vivir con intensidad un sinnúmero de partidos de futbol.

Los torneos han ido creciendo y la voracidad de la televisión, que extiende sus tentáculos, llega hasta a los rincones más inesperados.

Este miércoles vivimos una diversidad enorme de partidos y los sentimientos fueron contrastantes, entre la felicidad por una goleada de la femenil, hasta la tristeza por la eliminación del Puebla en la Libertadores, pasando por un partido raro del Barcelona y un encuentro sin sabor de la “media” Selección Nacional de Osorio en Miami.

Leo Cuéllar y el equipo femenil vuelve a soñar con Río de Janeiro. El equipo quiere jugar nuevamente unos Juegos Olímpicos y ya dio el primer paso. Arrancaron con el pie derecho la eliminatoria, en donde  lo importante no fue conseguir una goleada ante Puerto Rico, sino sentar las bases y la confianza para enfrentar a Estados Unidos en el juego más difícil para las nuestras.

Mención especial el trabajo que hace Maribel Domínguez, la veterana hace goles y se carga el equipo al hombro. Un sentimiento padre al ver a las chavas ganando, sudando y soñando.

Puebla peleó y luchó en la eliminatoria de la Copa Libertadores, pero la realidad es que no alcanzó. Desde el encuentro de ida donde empataron a dos, el Racing sacó a la luz su experiencia y mayor bagaje internacional. Primera experiencia con mucho corazón, pero a veces el futbol falta. Demasiadas patadas y poco con la pelota. El sentimiento es de frustración por no alcanzar el objetivo y por sólo tener dos representantes en la edición 2016 de la Copa Libertadores de América: Toluca y Pumas.

El resultado de 2 por 0 no es malo para la Selección Mexicana. Había algunos que esperaban una goleada pero ésta no llego. La realidad es que el partido ante Senegal dejó poco. Encuentro muy castigado por los medios, por el Guadalajara, por el rival, por el estadio, por el publico y hasta por el clima.

Juan Carlos Osorio saca sus conclusiones y ve que a futuro tenemos buenos elementos Se ganó sufriendo, porque armar equipos en 3 días es muy complicado. Era simplemente un partido de observación en una fecha incómoda.

El sentimiento es de rareza, tranquilos porque se ganó, pero intrigados porque vimos a un equipo que no es la Selección Nacional y esperanzados de que se acaben este tipo de experimentos.

Por último, el Barcelona volvió a jugar, utilizó a muchos jugadores de la cantera. El resultado de 7-0 en el partido de ida fue una loza demasiado grande. El Valencia lo intentó, pero la verdad ya no querían ni salir de su casa los jugadores. El sentimiento para los que siguen a los blaugranas es de poderío, se llega a otra final, se empata con jóvenes, se imponen récords, se confirma que son el mejor equipo del mundo.

En pocas horas vivimos un sinnúmero de sentimientos diferentes, Las altas y las bajas que deja un deporte que apasiona. Lo triste se olvida en cuanto pitan el siguiente partido, la alegría se pierde en el momento de un resbalón inmediato. Hay que preparase para todo porque en un parpadeo llega el fin de semana y  seguramente este bendito deporte nos hará volver a sentir algo diferente. Que siga rodando el balón.

Anselmo Alonso Periodista Televisa Ciudad de México, DF

 @AnselmoAlonso

Comentarista Televisa Deportes Ver todas las emisiones