Gambeta y Cañito

Por: Raúl Dentchuk 2016-02-11

Camino al Ascenso

Temas Relacionados

La aventura del Gran Pez por las canchas de la Liga MX está por terminar, así como los días empiezan y terminan, así de rápido como llegó se va la ilusión de una plaza que añora por tener futbol de primera año tras año.

En el campamento de Dorados saben que el mar está muy picado, sus números lo dicen todo, no suman desde el 10 de noviembre pasado y en lo que va del Clausura 2016 no han movido las redes rivales en sus primeras cinco jornadas.

Pero lo peor está por venir para la casa del hermano menor de Xolos, que abandonado como el cachorro que nadie quiere partieron sin rumbo desde su regreso al Máximo Circuito. Pareciera que a Dorados se le olvidó que regresaba a la Primera División, con su espantosa planeación dentro y fuera de la cancha están por ahogar al Pez.

La desilusión del último descenso caló hondo en la cancha del Banorte, la herida fue tan profunda que por poco el Gran Pez desparecía. Fue el gusto por el futbol de Eustaquio de Nicolás, empresario sinaloense, que el Pez no se convirtió en pescado.

Sin embargo, la llegada del Grupo Caliente a tierras Culichis provocó una gran migración, jugadores van y vienen como si fuera una gran paquetería, afectando la estructura del equipo de Sinaloa. Sin duda, la meta se logró: volver a Primera División, pero era más que claro que si la desorganización continuaba todo terminaría por ser un paso fugaz por la Liga MX.

Otra sería la historia si aquel equipo de Paco Ramírez, Campeón de la Copa MX en 2012, custodiara la casa de Dorados. Aquella escuadra sí que la hacía de Pez, con una base formada desde la cantera Dorada, con jugadores que sentían los colores y que tenían años jugando juntos.

Pero el hubiera no existe, el regreso patético de Culiacán a la Liga MX será una historia inflada por ser el equipo que salvó el ridículo en Verde Valle. Pero en una ciudad que es cuna de grandes empresas e internacionalmente conocida por su gran organización, permitir que un desconocido truncara el buen trabajo de años, le ha pasado factura a la hora de la permanencia.

Este nuevo equipo jamás cimentó sus planes, simplemente lo hicieron pescado. Falta ver qué pasa cuando la amargura del descenso bañe las gradas del Banorte.

Raúl Dentchuk

Twitter: @raulcaro12

IMG_7452 Jesus Raul Dentchuk Caro Periodista Televisa Ciudad de México, DF

Ver todas las emisiones