La verdad de los números

Por: Oswaldo Tejeda 2016-01-21

Dos a uno en plazas y en goles

Temas Relacionados
,

Uno de los temas que más ha llamado la atención de los medios de comunicación y de la afición en el inicio del Torneo Clausura 2016 es el de los jugadores naturalizados, que en realidad es el del número de plazas ocupadas por jugadores no nacidos en México de los 18 clubes de la Liga MX. Se trata del torneo con mayor número de éstos, para ser exactos, un total de 167, entre nacidos en Estados Unidos (24), extranjeros (81) y naturalizados (62).

Hace no muchos años, los análisis en cuanto a extranjeros se trataba, apuntaban a su nacionalidad, a distinguir qué país aportaba más o de qué país eran los menos; sin embargo, hoy esa cuestión se ha dejado de lado, pues resulta mucho más sustancial el porcentaje total que representan en la Liga: aproximadamente cerca del 40 por ciento.

Como ejemplo se puede tomar en cuenta la tabla de goleo, ya que no se trata solo de delanteros, aunque la mayoría sí ocupa posiciones ofensivas.

Entonces, no resulta nada extraño que tras sólo 2 fechas del actual torneo dicha tabla resulte en mayor proporción destinada para los “foráneos”. Después de 18 partidos celebrados en el Clausura 2016, se han anotado 42 goles, de los cuales  2 son autogoles, y solo 14 de esos convertidos por mexicanos de nacimiento, lo que equivale exactamente a la tercera parte. Cabe señalar que hasta en los autogoles se refleja la presencia extranjera, uno de ellos fue del uruguayo  “el Tata” González (Atlas).

Hace unos días, Daniel Ludueña (Pumas) tuvo a bien declarar en torno al tema que los naturalizados “no tenemos la culpa de que no se trabaje bien en distintas fuerzas básicas, la verdad  te pones a ver a los jugadores mexicanos, no es por nada pero todavía les falta muchísimo”, afirmación que causó diversas reacciones. A manera personal creo que se equivocó en generalizar si podría existir alguna responsabilidad en los clubes, lo cierto es que los directivos y cuerpos técnicos deciden al final ocupar esos lugares o plazas por quienes se supone mejores resultados puedan dar.

Para esos jóvenes nacidos en territorio nacional de fuerzas básicas que buscan ocupar un lugar no queda de otra que sobreponerse, destacar y ganarle a un naturalizado o extranjero la posibilidad de realizar ese trabajo, situación que no solo pasa en el futbol, sino en la vida misma.

No se trata de discutir los derechos de un naturalizado, al convertirse en eso es mexicano y punto. Tampoco los que un extranjero adquiere al trabajar en México, pues lo hace con igualdad de circunstancias que cualquiera nacido aquí. La cuestión es única y exclusivamente desde el punto de vista deportivo, en reglamentarse el porcentaje que debe existir en una Liga que busca trascender en el plano internacional, pero que a la vez ofrezca las condiciones para que aquellos que nacen en México y se hacen futbolistas en los clubes de este país tengan, al menos, la misma oportunidad de buscar un lugar como profesional y, por consecuencia, elevar también el desempeño de la Selección Nacional.

Cada quien tendrá su propia opinión y postura sobre el tema de cinco extranjeros por club y sin límite de naturalizados, lo que es un hecho es que en la actualidad el porcentaje de no nacidos en México es de uno por cada dos mexicanos de nacimiento y en los goles, dos tantos de los “de afuera” por cada gol mexicano.

Oswaldo Tejeda Periodista Televisa Ciudad de México, DF

 @oswaldotejeda

Comentarista y reportero de Televisa Deportes Ver todas las emisiones