Con alma vida y corazón

Por: Antonio Nelli 2016-01-18

El ritmo del Campeón

El campeón ganó en casa, pero es necesario entender a fondo la filosofía futbolística de este equipo para descifrar lo que sucedió en el terreno de juego en la presentación ante su público recibiendo a Monarcas.

Los Tigres son como una orquesta que domina a la perfección la partitura y que con impecable orden respeta al pie de la letra los compases y el ritmo de la melodía, sin alejarse por un momento de lo que les indica su director.

Esa paciencia que tiene el equipo para ir de un lado a otro y transitar la pelota hasta que encuentra la ruta a la portería enemiga llega en ocasiones a desesperar al público o a confundir a quienes no logran captar en primera instancia la esencia de los felinos.

Y es cierto que a lo largo de un torneo se encontrará con rivales que le tomen la medida y contrarresten a la perfección lo que intenta Tigres para quedar trenzados en un agarrón en medio campo que puede resultar hasta gris.

Lo que no podemos dejar de ver es que en el duelo ante Morelia, que parecía complicarse para Tigres por lo mucho que tardó en caer el gol, la tenencia de la pelota fue toda para los locales y las mejores y más claras oportunidades de gol también las tuvieron ellos. Era cuestión de tiempo, aunque a veces en el futbol el tiempo se acaba antes de lo que se quisiera.

La óptica de lo que sucede en un partido normalmente se ve modificada por el marcador final, pero quienes pretendemos analizar el desempeño de un equipo al paso del tiempo estamos obligados a observar mucho más allá.

El hecho de que esa manera de jugar guste o no guste es ya un asunto muy diferente, pero debe quedarnos claro lo que pretende Tigres en la cancha y aceptar que mientras los dirija Ferretti, no se saldrán de ese esquema que al día de hoy les ha dado excelentes resultados.

Tigres ha sumado jugadores de gran talento como Aquino y Damm, que complementados con Gignac y Sobis tienen la onza para resolver de manera individual lo que en ocasiones el trabajo de conjunto no puede.

Partidos como éste veremos muchos a lo largo del torneo y habrá incluso ocasiones en que un titubeo defensivo o un gran acierto del rival les puedan hacer ver su suerte, pero me queda claro que al final de la ruta serán más las victorias que las derrotas.

Esa es la radiografía de lo que el equipo de Tigres ha trabajado durante años con “El Tuca” para alcanzar un paso como el que hoy tiene y ante el que nadie podrá refutar los excelentes dividendos que ha cosechado.

Antonio Nelli Periodista Televisa Ciudad de México, DF

 @Antonio_Nelli

Ver todas las emisiones