Con alma vida y corazón

Por: Antonio Nelli 2016-01-10

Rayados y Tigres, con tarea pendiente

Los Rayados iniciaron ganando el torneo, aunque todavía con muchas asignaturas pendientes para poder alcanzar el nivel que la plantilla con la que cuentan debería tener y ni se diga para cumplir con las expectativas de la afición.

 

El primer tiempo fue infumable y con mucho que reprochar a los Rayados que carecieron no sólo de una idea futbolística, que a estas alturas del trabajo de Mohamed ya deberían tener clara, sino que además abusaron de la falta de intensidad.

 

En el medio tiempo algo se dijo en el vestidor y con ello parece que el equipo despertó para meter un poco el acelerador y por lo menos levantar a la gente de sus asientos. Al final los fanáticos se tuvieron que conformar con una victoria poco lucidora pero victoria al fin.

 

El partido no permite demasiadas conclusiones salvo la más evidente que es lo lejos que se encuentra el equipo de jugar a la altura de sus circunstancias y la presión que se incrementará cada partido sobre el técnico.

 

La afición Rayada ha dejado claro que le tendrá poca paciencia a este equipo que avanza a pasos muy lentos en busca de una mejoría que ha sido motivo de duras críticas y fuertes señalamientos desde la tribuna.

 

En el otro frente regio los Tigres se trajeron una derrota muy dolorosa por la forma en que la sufrieron frente a Toluca pero sobre todo por la derrota en sí misma.

 

Si se pudiese hablar en el futbol de justicia quizá el empate era lo que ambos merecían en un duelo que se jugó a medio gas y sin muchas cosas que reconocerle a ninguno de los dos equipos.

 

Evidentemente la presión recae en el campeón que no debe concederse “partidos de calentamiento” ya que no hay pretextos ni razones que expliquen una baja de rendimiento. El equipo tiene base para mantenerse con paso ganador de manera permanente.

 

Es una costumbre muy futbolera restarle importancia a las derrotas sufridas en las primeras jornadas de un torneo; sin embargo, esto no debe suceder porque los puntos que se quedan en el camino pesan igual.

 

El torneo pasado Tigres tuvo el atenuante de que jugaba la Libertadores y no utilizó a su plantilla titular, pero ahora hasta los refuerzos tuvieron oportunidad de entrar al terreno de juego. Con lo que no contaban es con esa fragilidad defensiva que hace crisis en el equipo en momentos clave de partidos importantes.

 

Los técnicos de Tigres y Rayados deberán arrastrar el lápiz esta semana y revisar los videos de sus partidos para preparar los compromisos que vienen con la urgencia que parece natural cuando se trabaja con dos de las mejores plantillas de México.

Antonio Nelli Periodista Televisa Ciudad de México, DF

 @Antonio_Nelli

Ver todas las emisiones