Indicador futbolero

Por: Francisco Arredondo 2015-11-25

Llega a Gerardo Torrado, el fin de una época

Una década ha pasado desde que Gerardo Torrado decidió volver al futbol mexicano para portar la playera de La Máquina de Cruz Azul, luego de un lustro entre la Segunda y Primera División de la Liga Española, donde si algo hizo, fue tocar puertas y aprovechar como nadie las oportunidades que se le presentaron.

Carácter, entrega y solidaridad siempre han sido parte de las características de este veterano de 36 años, quien se formó en las fuerzas básicas de los Pumas y quien en su momento retó todo tipo de adversidades y leyes del balompié del país para consolidar su carrera, pese a correr el riesgo de ver truncados sus sueños.

En el año 2000 se marchó a probar suerte a la península Ibérica con el Tenerife, pese a que los universitarios alegaban la existencia de un contrato vigente entre ambas partes, pero el jugador, bajo la asesoría jurídica principalmente de su padre  Jorge Alberto Torrado, siempre buscó que las leyes ampararan y protegieran a su hijo.

Con ese impulso jurídico-familiar, Gerardo se dedicó a trabajar en las canchas españolas y su paso con Tenerife fue fichado por el Polideportivo Ejido, también de la Segunda División, en 2002 fichó con el Sevilla, en 2005 con Racing de Santander y ese mismo año regresó al futbol azteca con Cruz Azul, que tuvo que negociar con la UNAM para registrarlo.

Desde entonces, Torrado se ha mantenido con los Celestes siendo el jugador con más tiempo en la institución, periodo en el cual ha acumulado cuatro finales de Liga perdidas, a cambio ganó la Concachampions y una Copa MX, pero para la exigencia de la afición capitalina, su paso no ha sido nada exitoso.

Gerardo también ha tenido que soportar con el peso de ser parte del equipo que ha fracasado en sus intentos por terminar con la sequía de títulos, mismos que no llegan a las vitrinas de La Noria desde 1997, y de poco o nada servirá que sea el jugador con más tiempo defendiendo sus colores. Si se marcha, como se especula, se iría sin lograr un campeonato.

El final de una etapa del color que ustedes quieran entre Gerardo Torrado y Cruz Azul para muchos parece llegar, muy a pesar de quienes consideramos que elementos de la trayectoria y entrega como es el caso del personaje en cuestión, se debe marchar con el reconocimiento de la afición y su directiva.

Más allá de títulos o no, Torrado ha demostrado que si algo tiene es amor y respeto por uno de los equipos más importantes del balompié nacional, y es precisamente el punto en cuestión, en caso de que se marche a Estados Unidos para cerrar su carrera de casi dos décadas, sería fundamental que en un futuro volviera a los Cementeros, una vez en el retiro de las canchas.

SIN DARLE LA CARA

Nadie de los altos mandos en Chivas del Guadalajara ha tenido el detalle de sentarse a platicar o negociar de manera natural y lógica la indemnización de su ex técnico José Manuel de la Torre, pese a la existencia de cláusulas claras y contundentes en el contrato que ambas partes signaron en diciembre de 2014.

Ahora todo se ésta deliberando ante la Comisión de Controversias de la Federación Mexicana de Futbol (FMF).

Francisco-Arredondo-624x350 Francisco Arredondo Periodista Televisa Ciudad de México, DF

 @Paco_Arredondo_

Twitter: @Paco_Arredondo_ Ver todas las emisiones