Desde los estadios

Por: César Martínez 2015-11-23

Carlos Reinoso

Desde mi punto de vista, el técnico del año en nuestra Liga. Aún sin saber el destino del Tiburón Rojo en la Liguilla, destaco el trabajo que ha realizado este hombre, histórico de nuestro futbol y el gran ejemplo de vida que nos deja.

En enero de 2014 sufrió uno de los golpes más duros que el destino puede darle a un ser humano. Esos “extraños” designios de Dios en los que se pierde a un hijo. Su amado José Antonio se fue de entre nosotros. El dolor máximo para el alma de un padre.

Cuando lo que procedía era derrumbarse, Don Carlos, a sus 69 años, secó sus lágrimas y en un acto de amor a su familia, decidió a volver a su trabajo y máxima pasión: El futbol.

Criticado en ese momento y destinado al fracaso según la versión de muchos, tomó a un equipo en problemas serios de porcentaje y con una historia que poco ayudaba a pensar de que esta etapa tendría un final feliz.

El resto es historia conocida. El Veracruz sumó en dos torneos 55 puntos que aunque no lo salvan, sí lo alejan de la presión porcentual; calificó a 2 Liguillas consecutivas, hecho inédito en la historia del club, revaloró a algunos futbolistas nacionales y presentó en México a extranjeros de muy buena calidad que hoy son cotizados.

Hoy, nuevamente con los pronósticos en contra, siendo el 8 de la tabla, desafía al 1, Pumas, con la ventaja, eso sí, de la leyenda de la “maldición del superlíder” que ronda cada vez que arrancan unos Cuartos de Final.

Pero, pase lo que pase, ahí está el ejemplo de vida que Carlos Reinoso nos ha dejado. Un guerrero que a sus 70 años está en pie, inspirado desde el cielo por su ángel.

Este gran año que Carlos Reinoso y el Veracruz han tenido es el resultado de mucho trabajo. No dudo que también, que incluya una gran “ayuda celestial”.

Cesar-Martinez-624x350 César Martínez Periodista Televisa Ciudad de México, DF

 @cesarmartineztd

Twitter: @cesarmartineztd Ver todas las emisiones