En la imaginaria

Por: Javier Sahagún 2015-10-23

Un fenómeno llamado Gennady

Temas Relacionados
, ,

No cabe duda que estamos en presencia de uno de los más importantes boxeadores de nuestro tiempo y quizá de la historia.

La manera en que Gennady Golovkin derrotó a David Lemieux en el grandioso escenario del Madison Square Garden fue magistral. Su forma de controlar el combate fue portentosa. A mí me parecía que el estilo del canadiense era propicio para dar como resultado una buena pelea y, al mismo tiempo, para el lucimiento del kazajo, pero el desarrollo arriba del cuadrilátero fue mucho más impresionante de lo que había imaginado.

Golovkin es un boxeador que lo tiene todo: muy bien dotado técnicamente, inteligente, fuerte, con una pegada fulminante y, por si fuera poco, ha mostrado una resistencia a prueba de cualquier tipo de puñetazo. Lemieux llegó a conectarlo en pocas ocasiones, pero Gennady no dio señales de daño alguno y mantuvo su implacable paso hacia adelante.

Poco a poco ha ido desmitificando la idea de que sólo ha enfrentado a boxeadores de baja estofa, ya lleva en sus alforjas nombres de respeto com o los de Martin Murray, Nobuhiro Ichida, Daniel Geale o el propio David Lemieux y en todos los casos el resultado ha sido el mismo, victoria por fuera de combate.

De hecho, la presencia tardía de mejores nombres en su palmarés se debe a la misma situación que vive aún hoy en día: no muchos son capaces de tomar una pelea de tan alto riesgo. Es decir, paradójicamente ha sido víctima del poder de sus propios puños.

La búsqueda de rivales, por lo tanto, ha resultado un tanto complicada. El Consejo Mundial de Boxeo ha determinado que el vencedor del pleito entre Saúl “Canelo” Álvarez y Miguel Cotto, del 21 de noviembre, tendría que enfrentar al kazajo para eliminar el interinato que se juega en ese combate, pero ninguno de los dos ha aceptado… ni lo aceptará. El caso del Canelo es más claro, ante Cotto va por el título interino de las 160 libras, pero en peso pactado en 155 y asegura que si Golovkin lo quiere debe ser en esas mismas 155 libras. Por supuesto, la respuesta de triple G fue algo así como “¡Y yo qué necesidad tengo!”. Cotto no se ha negado tajantemente, pero tenga usted la certeza de que no la agarra.

Otro posible adversario (y quizá el más viable) es Tureano Johnson, que se convirtió en retador oficial de la FIB luego de vencer a Eamonn O´Kane el mismo 17 en el Garden. De hecho, es el rival que más le gusta al entrenador mexicano de Golovkin, Abel Sánchez.

No se pueden descartar otras alternativas, como Chris Eubank Jr. o Daniel Jacobs, en caso de que este pueda vencer a Peter Quillin, o el británico Andy Lee, pero con él tendría un problema de tiempos pues pelea en diciembre y Gennady quiere subir al ring en febrero.

Sin duda, la que le daría más dinero sería contra el ganador de Cotto-Canelo, pero como ya se dijo, es la más improbable de todas.
Lo cierto es que a sus 33 años no es un jovencito, aunque a su favor tiene el hecho de haber sido muy poco golpeado en su carrera de 34 peleas profesionales desde su debut en 2006.

A todo ello hay que añadir la persistencia con que Gennady Golovkin ha dicho que le encanta el estilo de boxeo mexicano (que ha acentuado aún más su entrenador, Abel Sánchez) y que lo ha convertido en el peleador espectacular que la afición ya quiere ver en las mejores carteleras y escenarios del mundo boxístico.

Javier Sahagún Periodista Televisa Ciudad de México, DF

 @Javier_Sahagun

Twitter: @Javier_Sahagun Ver todas las emisiones