Con alma vida y corazón

Por: Antonio Nelli 2015-09-13

Semana de clásico regio

Ha iniciado la cuenta regresiva para que Tigres y Rayados se enfrenten en el partido más esperado por la afición regiomontana. Es el duelo en el que lleguen como lleguen, la ilusión de ganarle al acérrimo rival puede más que todo.

 

La pregunta obligada de la semana es: ¿quién va a ganar? En estos partidos cualquier pronóstico que se haga podría estará basado más en un buen deseo que realmente en un fundamento sólido deportivo.

 

Es cierto que un equipo puede llegar mejor que otro, pero tampoco eso es garantía de nada. Creo que por primera vez desde hace mucho tiempo tendremos a dos plantillas con una abierta vocación ofensiva lo cual debería garantizarnos un partido espectacular.

 

Del lado de Rayados lo preocupante es la falta de contundencia, una condición que presumió en los primeros partidos del torneo pero que ahora se ha desaparecido de forma preocupante del panorama.

 

El equipo de Mohamed sólo ha podido meter un gol por partido en sus últimos seis compromisos entre Liga y Copa lo cual apenas le ha alcanzado para ganar en una ocasión a los de Ciudad Victoria y el resto han sido tres empates y dos reveses.

 

Creo que el tema ya debe ser motivo de preocupación al interior del equipo y habrá que revisar con seriedad por qué los hombres talentosos del ataque de pronto se han quedado callados en términos de productividad.

 

El contraste se da con Tigres que después de un mail inicio de torneo con un empate y tres derrotas ha ligado cuatro triunfos seguidos, destacando el más reciente frente a las Águilas en el Azteca. Y en la Concachampions acumula un triunfo y un empate.

 

Pero bueno, todo este análisis numérico pasará a segundo plano porque en el cariño de la afición no hay estadística que valga y aunque Tigres llega en mejor momento es difícil asegurar lo que podrá pasar.

 

Creo que se percibe en el ambiente un duelo de poder a poder en el que los 22 saltarán a la cancha con el deseo y la real intención de ganar. Durante los últimos compromisos entre Tigres y Rayados llegaron a decepcionarnos saliendo a no perder, pero en esta ocasión será distinto.

 

Seremos privilegiados al presenciar este partido contando en la cancha con elementos como Gignac, Sóbis y Guerrón, por citar sólo tres, mientras que del otro lado estarán Cardona, Pabón y Funes Mori. ¿Qué más se puede pedir?

 

¿Qué “pero” le ponemos al resto del cuadro? Aquino y Damián o Cándido y Barrera. En la recuperación Pizarro y Arévalo frente a Gargano y Cardozo.

 

En el cuadro bajo Basanta y Medina ante Rivas y Juninho o por las laterales Torres Nilo y Jiménez con Castillo y Juárez. Y en la portería ni se diga: Guzmán y Orozco.

 

Equipos de verdadero lujo que deben responder a las expectativas y hacer honor a la calidad que tienen en los botines todas sus grandes figuras. ¡Qué venga el clásico regio!

Antonio-Nelli-624x350 Antonio Nelli Periodista Televisa Ciudad de México, DF

 @Antonio_Nelli

Ver todas las emisiones