Indicador futbolero

Por: Francisco Arredondo 2015-09-10

Aprender a ganar

Temas Relacionados

El duelo del Tricolor ante Argentina dejó un grato, pero no satisfactorio, sabor de boca. El funcionamiento del equipo comandado por el estratega interino Ricardo Ferretti hizo crecer las esperanzas no sólo de un triunfo, luego de más de una década sobre los sudamericanos, sino de un cambio en la forma de encarar este tipo de compromisos.

 

Al final, la historia ya conocida: un amargo empate a dos goles, un resultado que puede llevar a todo tipo de reflexiones y conjeturas, pero sobre todo a tratar de entender las razones que llevaron a los seleccionados mexicanos a perder la posibilidad de vencer al actual subcampeón del mundo.

 

Luego del silbatazo final del árbitro estadounidense Ricardo Salazar sobre el maltrecho césped del estadio de los Dallas Cowboys, surgieron muchas preguntas y también ese sentimiento de impotencia, ya que resultaba imposible entender qué es lo que sucedió en los últimos minutos del juego ante los pamperos.

 

Pero los principales cuestionamientos eran: ¿Por qué no saben ganar?, ¿por qué no aprenden a manejar las emociones en momentos de presión?

 

A los mil 833 kilómetros de distancia que hay entre el Distrito Federal y Dallas, Texas, se percibían muchas cosas, pero difícilmente se podría entender lo sucedido; dicen los psicólogos que como consecuencia de diversos problemas, los individuos a menudo cometemos el mismo error de ponernos en la trampa emocional negativa.

 

Con esto se puede o pudiera entender la forma cómo terminó el partido el portero Moisés Muñoz, quien en gran parte del cotejo estuvo considerado el salvador, héroe y hasta mejor jugador del equipo mexicano, pero al final con esa salida imprudente en busca de la pelota permitió que los argentinos tomaran un segundo aire.

 

Moisés, en ese momento, se enfocó en solucionar  el problema en el que solo se había metido, en lugar de considerar la forma de lograr el resultado deseado no sólo por él, sino por el resto de sus compañeros, quienes también fueron atacados por la frustrante postura del perdedor.

 

Por su parte, los argentinos volvieron a demostrar que son ganadores en toda la extensión de la palabra, y es que ellos, pese a estar abajo en el marcador, nunca dejaron de pelear en busca de su objetivo, que era la victoria, se dedicaron a sacudirse la sensación de fracaso y mantener sus pensamientos positivos para construir el camino del éxito.

 

Centrarse en el presente y en el futuro más que en el pasado también puede considerarse como una herramienta suficientemente valiosa para salir siempre con resultados positivos en cualquier actividad de la vida, y más cuando se tiene en las manos la posibilidad de triunfo, como la tuvieron los seleccionados.

 

Con estas líneas escritas, lo único que se pretende es tratar de entender las razones que llevaron a los ahora muchachos de “Tuca” Ferretti a dejarse envolver en el miedo al éxito y terminar una vez más fracasando ante uno de las seleccionados más rentables e importantes del mundo, que con su gama de estrellas volvió a poner a los mexicanos en su lugar.

 

En verdad se tiene que aprender a ganar. Los trabajos tácticos y estratégicos del timonel en turno son y serán importantes, por supuesto, pero a estas alturas también sería fundamental trabajar en el aspecto mental para que el presente y el futuro del Tricolor arroje los resultados positivos que se demandan.

Francisco-Arredondo-624x350 Francisco Arredondo Periodista Televisa Ciudad de México, DF

 @Paco_Arredondo_

Twitter: @Paco_Arredondo_ Ver todas las emisiones