Con alma vida y corazón

Por: Antonio Nelli 2015-09-07

Tarjeta verde

Temas Relacionados

La Serie B de la Liga italiana implementará una interesante iniciativa que consiste en que los árbitros además de portar las tradicionales tarjetas roja y amarilla cuenten en sus bolsillos con una tarjeta verde.

 

La idea es que este cartón verde sea mostrado por los jueces centrales a aquellos jugadores que se comporten de forma positiva durante el partido, como por ejemplo ayudando a un rival lesionado o reconociendo que cometieron una falta.

 

El concepto suena bien sobre todo en un deporte en el que sus protagonistas en ocasiones se esmeran más en preparar un buen engaño que en desarrollar al máximo sus capacidades técnicas y físicas.

 

La idea contempla también el hecho de premiar al final del torneo a aquellos jugadores que acumulen el mayor número de tarjetas verdes.

 

Lo que habría que analizar bien es la real posibilidad de que el árbitro central al calor de un partido pueda tener la claridad para juzgar este tipo de acciones y mostrar correctamente la nueva tarjeta verde.

 

Así como se equivocan actualmente en apreciaciones para amonestar y expulsar, el reconocimiento verde también dependería sin duda de la subjetividad del juez central y sus colaboradores.

 

Probablemente este aspecto del juego limpio podría premiarse “a posteriori”, ya sea basado en la cédula arbitral o en el mismo video de los partidos para que realmente el cartón verde sea merecido por el jugador.

 

Se ha dicho que incluso Michel Platini, candidato a presidente de FIFA, ha sugerido una tarjeta blanca que signifique expulsión temporal de un elemento para reducir la utilización de las tarjetas amarillas y evitar llegar a las rojas.

 

No podemos olvidar que hoy las tarjetas significan multas y por consecuencia ingresos para las federaciones, por lo que el asunto de disminuir el número de amonestaciones y expulsiones también podría afectar este aspecto.

 

Me parece que debe seguirse explorando el tema, porque tan importante es castigar las conductas antideportivas como reconocer las acciones positivas que en realidad deberían ser parte innata del deporte, pero en la práctica no sucede así.

No sonaría indispensable dar un premio por “portarse bien”, suponemos que esa condición se da por hecha; sin embargo, nunca estará por demás resaltar los buenos ejemplos dentro del terreno.

 

Habrá que seguir de cerca cómo funciona en Italia este experimento y si algún día puede llegar a implementarse de manera formal en el resto del mundo, tomando en cuenta que el “Juego Limpio” es uno de los preceptos más impulsados por el máximo organismo del futbol.

 

Ojalá los dirigentes que hoy están en las manos de la justicia hubiesen puesto en práctica el “Fair Play” y fuesen ejemplo de conducta correcta, porque hoy a estos abusadores ni con dos tarjetas rojas gigantes se les podrá sancionar adecuadamente por todos los excesos que cometieron, pero bueno, esa es otra historia.

Antonio-Nelli-624x350 Antonio Nelli Periodista Televisa Ciudad de México, DF

 @Antonio_Nelli

Ver todas las emisiones