En la imaginaria

Por: Javier Sahagún 2015-08-28

Mares vs. Santacruz, pelea por el orgullo

Temas Relacionados
, ,

De entre las actuales posibilidades de combates entre boxeadores mexicanos, el pleito del tapatío Abner Mares y el michoacano, Leo Santacruz, es, sin duda alguna, el más atractivo de todos.

Y no se trata del cinturón diamante de los pesos plumas, este tipo de peleas tiene un trasfondo mucho más importante que las cuestiones formales que puedan estar en torno a la pelea. Se trata de cuestiones más íntimas, más personales.

En el caso de Mares, esta pelea representa el compromiso más lustroso desde su derrota, a finales de 2013, contra Jhonny González. Desde el 13 de agosto de ese año, el tapatío ha realizado tres combates sin haber regresado al nivel que lo encumbró como uno de los mejores campeones de mexicanos.

Para Santacruz, este combate debe ser la ratificación de su estatura pugilística, pues en su última salida no pudo noquear al desconocido jovencito de Tijuana, José Cayetano. Los argumentos boxísticos de Leo son innegables, es un estupendo boxeador, pero ahora va a enfrentar a un rival de gran nivel que le exigirá sacar lo mejor de sí mismo si pretende no solo llevarse la victoria, sino también volver al nivel que ha mostrado tener como esteta y guerrero de los cuadriláteros.

También estará presente en el Staples Center, de Los Ángeles, un elemento que no se debe menospreciar en este enfrentamiento, la evidente lucha por un protagonismo desde hace algunos años cuando ambos pretendían un papel más protagónico en Golden Boy Promotions.

Leo es un boxeador de gran calidad y de una fiereza notable, técnico y sobrio sobre el cuadrilátero, mientras que Mares es un boxeador con el mismo nivel de calidad y con los blasones de un tricampeón mundial. Adicionalmente, Abner ha prometido que ahora veremos a un boxeador de mayor combatividad.

En el papel es una gran pelea y no creo que ninguno de los dos esté dispuesto a dejar pasar la oportunidad de llevarse un triunfo en un pleito tan señalado como este.

Debe resultar un combate muy parejo, de mucha acción y gran trámite, de esos de pronóstico reservado, aunque si fuera preciso aventurar una predicción basada en las características de ambos, en mi caso me parece que el de Huetamo tiene una ligera ventaja.

Seguramente esta será una función de mucha audiencia televisiva, como lo fue la de la semana pasada en la que DeMarcus Corley enfrentó a Nery Saguilán. Se trató de un pleito en el que el Chop Chop puso en evidencia las grandes carencias en el boxeo de la Pantera. Aquel fue un combate en el que el estadounidense se empleó a medio gas durante los 12 episodios, como si sólo hubiera venido a México a meterle unos dólares más a su cuenta bancaria y aún así dejó muy mal parado a Saguilán.

No, el de este sábado será un combate de mucho más nivel emotivo por lo que representan los dos mexicanos que se verán las caras arriba del cuadrilátero. Es, sin lugar a dudas, una pelea francamente imperdible para los amantes del buen boxeo.

javier-sahagun-624x350 Javier Sahagún Periodista Televisa Ciudad de México, DF

 @Javier_Sahagun

Twitter: @Javier_Sahagun Ver todas las emisiones