Con alma vida y corazón

Por: Antonio Nelli 2015-08-02

Antes y después

A partir de hoy, la historia de los Rayados de Monterrey estará siempre marcada por lo que sucedió durante 70 años hasta el 2 de agosto de 2015 y será capítulo aparte todo lo que acontezca desde ya.

La inauguración del nuevo estadio Rayado es un parteaguas sin precedente para la institución y además se coloca como punta de lanza en términos de infraestructura deportiva en toda América Latina.

La nueva casa del Monterrey ha roto muchos paradigmas y definitivamente no tiene comparación con ningún inmueble construido el Río Bravo hasta La Patagonia. Por ahora, los ingenieros, arquitectos y todo el personal que participó en su construcción ya cumplió.

Lo que sigue es que el equipo en la cancha esté a la altura de estas expectativas y que responda con actuaciones sobresalientes que den realce a la nueva historia que se escribe desde ya.

La espera ha sido larga y esto ha contribuido a incrementar las ilusiones. Las butacas han estado tan codiciadas y se acabaron tan rápido que todos los seguidores del Monterrey buscarán en cada partido recibir una gran satisfacción de parte de su equipo.

El estadio ha dejado en segundo plano los escasos refuerzos que el equipo trajo para este torneo y eso hace que el compromiso sea mayor para los que hoy están ahí encabezados por Antonio Mohamed.

A partir de esta fecha ir a la casa de los Rayados se convertirá en toda una experiencia, ya que el inmueble contempla muchas atracciones desde la llegada misma y durante toda la estancia en el mismo.

Las comodidades rebasan cualquier experiencia que se pueda haber tenido y están a la altura de los mejores estadios del mundo lo que hace a la casa Rayada un lugar obligado para visitar.

Ahora sí habrá que quitarse el confeti de los hombros y concentrarse en lo que este equipo necesita porque cada vez que “se atore la carreta”, saltará de inmediato el contraste del gran estadio y un equipo que no gana.

Para evitar que todo este tipo de cosas sucedan la escuadra de “El Turco” tiene que hacer de su casa un lugar en el que venda cara su derrota y que deje todo en la cancha para no abrir ningún tipo de especulación.

Por lo pronto, la fiel afición de este equipo ya recibió un regalo que quizá sólo se pueda tener una vez en la vida y que es la nueva casa en donde el orgullo de ser Rayado hoy está por los cielos y con justa razón.

Felicidades al Monterrey por darle a su gente y al deporte un escenario digno de grandes hazañas que esperamos se conviertan en realidad muy pronto.

Antonio-Nelli-624x350 Antonio Nelli Periodista Televisa Ciudad de México, DF

 @Antonio_Nelli

Ver todas las emisiones