Con alma vida y corazón

Por: Antonio Nelli 2015-07-27

Gana el Tri con autoridad

Temas Relacionados
,

El resultado de un torneo es la suma de todas las cosas que un equipo hace en la cancha a lo largo de los partidos jugados. Los aciertos y los errores se colocan en una balanza y se sacan conclusiones.

La Selección Mexicana se coronó en la Copa Oro y desde la perspectiva del resultado digamos que se logró el objetivo; sin embargo, en el camino quedaron muchas cosas para recopilar.

El deporte es de memoria corta y poco a poco lo único que pasará a la historia es que México se coronó e iremos dejando en el olvido los incidentes arbitrales y los muy malos partidos brindados por el Tri.

Si aislamos los 90 minutos de la Gran Final tenemos que reconocer que México hizo un partido redondo frente a Jamaica y que ganó merecidamente este partido influyendo de manera clave la presencia de “Tecatito” Corona desde el inicio.

Curiosamente no se extrañó la ausencia de Vela por suspensión y se logró una contundencia que en otros momentos hizo mucha falta y le puso las cosas difíciles al Tri.

Mención aparte merece Andrés Guardado. El jugador mexicano demostró personalidad, carácter y liderazgo además de su gran clase como futbolista. Creo que Guardado se proyecta como pieza clave en lo que resta del proceso mundialista.

Creo que Miguel Herrera deberá hacer un análisis muy cauteloso de las cosas. Deberá dejar la euforia a un lado y con frialdad valorar qué fue lo que sucedió en toda esta competencia para evitar que pase en el futuro.

Si aquí batallamos, entonces en el Hexagonal rumbo a Rusia será aún más difícil medirse a estos mismos rivales. La única manera de diluir las presiones por los temas arbitrales que se presentaron en la Copa Oro es ganando con autoridad en la cancha.

Tenemos que hacer conciencia de los errores cometidos en el armado de las alineaciones y determinar cuál fue la mezcla de jugadores que mejor desarrolló la idea de Miguel en la cancha.

Después de ver cómo se desmoronó Estados Unidos y la forma en que ni siquiera pudo obtener el tercer lugar de la competencia renuevo esperanzas de que si México regresa a su buen futbol podría hacerle la faena y clasificarse a la Confederaciones.

La polémica del penal frente a Panamá y lo que debió pasar o no en su ejecución seguirá siendo tema de sobremesa en el que seguramente no nos podremos poner de acuerdo, pero eso hace aún más interesante lo sucedido.

Si el grupo que conforma y rodea a la selección nacional se logra aislar del exterior para analizar lo hecho hasta ahora, estarán en un buen momento para retomar el rumbo y dejar los sobresaltos a un lado. Este equipo demostró que puede jugar bien, pero le falta hacerlo de manera consistente.

Por lo pronto en las estadísticas la Selección Mexicana se coronó y con ese dato se pasará la historia de este deporte, lo demás queda ahí como anécdota, en algunos casos penosa, pero anécdota al fin.

 

Antonio Nelli Periodista Televisa Ciudad de México, DF

 @Antonio_Nelli

Ver todas las emisiones