Indicador futbolero

Por: Francisco Arredondo 2015-07-24

La actitud de Andrés Guardado

El capitán de la Selección Nacional, Andrés Guardado, aún contrariado por la polémica desatada por el penal marcado por el silbante estadounidense Mark Geiger, tuvo que hacer valer su jerarquía y liderazgo en el Tricolor para ejecutar la pena máxima, en apariencia consciente de que se estaba acuchillando no sólo a los panameños, sino al mismo Fair Play.

Muchos pensamos inconscientemente que quizás el también jugador del PSV podría cambiar la historia y echar al costado la pelota como una muestra de ética y Juego Limpio, pero sólo se trató de una esperanza que no tardó en esfumarse, porque finalmente se perfiló para cobrar y conseguir el 1-1 para los mexicanos que se jugaban la vida en la Copa Oro 2015.

Solamente Guardado y nadie más sabe todo lo que pasó por su mente y su sentir, porque si algo ha demostrado en su carrera este jugador tapatío es honestidad y lealtad, y son justamente esos dos elementos los que pudieron llevar al tres veces mundialista a tomar la pelota y enfrentar al destino.

Andrés, sin duda, pensó en el tema grupal, en todo lo que estaba en juego para la Selección Nacional, porque a lo largo del torneo de Concacaf la realidad de los mexicanos dejaba mucho que desear y era momento de aprovechar cualquier resquicio para seguir peleando por más oxigeno.

Psicológicamente el comportamiento del capitán mexicano responde a la necesidad de contribuir para que el cuadro comandado por Miguel Herrera frenara la caída en que se encontraba y recuperar  parte de la motivación que parecía perdida y sin un rumbo fijo, pues los nuestros eran los menos culpables de lo marcado por el árbitro.

Lastimosamente lo hecho por Geiger sólo colaboró para manchar más lo mostrado por el Tricolor, pues pase lo que pase el próximo domingo ante Jamaica tendrá que pasar mucho tiempo para que se olvide este negro episodio, ya que el repudió internacional está latente.

Mientras que el silbante también dejó en claro que le faltaron muchas tablas o recorrido para saber sortear todas las pruebas que suelen tener los partidos de alto voltaje como el vivido en Atlanta.

Geiger será recordado por ser el hombre que derrumbó los sueños panameños, pero también por servir como el conejillo de indias para evidenciar la falta de trabajo en la Comisión de Árbitro de Concacaf.

Lo triste es que este tipo de vivencias o grandes detalles de nada sirven en estos momentos donde la credibilidad y honestidad del futbol en Concacaf transitan por un túnel sin salida, dejando a su paso más dudas y desconfianzas.

 

Francisco-Arredondo-624x350 Francisco Arredondo Periodista Televisa Ciudad de México, DF

 @Paco_Arredondo_

Twitter: @Paco_Arredondo_ Ver todas las emisiones