Mesa de trabajo

Por: Javier Rojas 2015-07-17

La crisis es del ‘Piojo’ y los jugadores

Hoy, Miguel Herrera es el objetivo de todas las críticas por el funcionamiento y los pobres resultados de la Selección. Y se las ha ganado a pulso; primero, por ensuciar el ambiente en torno al Tricolor tras su poco inteligente intervención en el pasado proceso electoral.

Después, por el diseño en el representativo que participó en la Copa América; y ahora, por el desorden que por momentos padece el equipo dentro de la cancha así como algunos cambios poco certeros dentro de los partidos como frente a Guatemala. Esto, más sus reacciones irracionales ante ciertos representantes de la prensa y todos los cuerpos arbitrales.

Coincido en señalar a Miguel Herrera como el máximo responsable de lo que está pasando, pero no es el único. También se debe revisar el bajo nivel que atraviesan la mayoría de los seleccionados. Solo Carlos Vela, Andrés Guardado y Paul Aguilar han dado lo que se esperaba de ellos.

El resto de los que han jugado parecen estar más preocupados por el Twitter o los cortes de cabello que por entrenar. La selección se ha vuelto un grupo de jugadores exquisitos por sus gustos, pero carente de personalidad dentro del campo sabiendo que hagan lo que hagan tienen un nombre ganado, un contrato asegurado y la adulación de un gran sector de aficionados.

El trato con la prensa es fácil de explicar bajo una norma, si me critícas no hay entrevistas. Los cambios de dibujos tácticos que muchos han criticado, de la línea de cinco a la línea de cuatro, son lógicos reconociendo que el equipo no ha encontrado un buen funcionamiento.

Hace una semana hablaba sobre el estancamiento que vive la Selección Mexicana y lo ratifico una vez más al escuchar las declaraciones de Miguel tras el encuentro ante Trinidad y Tobago, faltó manejo de partido. Lo mismo que faltó hace un año en el Mundial ante Holanda con el cambio de Aquino. Aquel día todo mundo se percató que Miguel Ponce era el indicado para ayudar a Layún en la marcación de Robben. El resto de la historia ya la conocemos más allá del famoso “no era penal”.

Hoy, la mayoría de los involucrados con la selección están trabajando mal y se nota que no hay nadie que ponga orden o cuestione y sugiera a Miguel Herrera sobre asuntos deportivos así como extra cancha. La labor que debería hacer  Héctor González  y que en América era responsabilidad de Ricardo Peláez. Quizá por ello tras la Copa del Mundo, cuando Ricardo regresó a Coapa, comenzaron los problemas por las declaraciones de Miguel , primero retirando prematuramente del Tricolor a Rafa Márquez y después generando la polémica con Chuy Corona.

Aún con todo esto México puede ser campeón porque nadie ha mostrado superioridad marcada con relación a los nuestros. El duelo frente a Costa Rica llega en buen momento para ambos, los Ticos que no han ganado ni convencido tienen el partido para salvar el torneo. Después de eliminar a México no podrá ser considerado un fracaso para Paulo Wanchope. Con nosotros es distinto, eso se logrará con el título, pero vencer a los Ticos vaya que daría tranquilidad en estos días tan agitados.

Javier Rojas Periodista Televisa Ciudad de México, DF

 @javier_rojastd

Twitter: @javier_rojastd Ver todas las emisiones