Gambeta y Cañito

Por: Raúl Dentchuk 2015-07-14

La trinchera ha perdido a su soldado más fuerte

Temas Relacionados
,

Tengo una intriga que no descansa. Tengo mucha curiosidad y aunque el agua está bien clara, no veo con claridad. ¿Por qué Casillas se va del Real Madrid?

Me pongo a pensar y recuerdo el relato de Diego Torres, en su libro, “Prepárense para perder”.

El 1 de mayo de 2011 fue domingo. Al llegar a Valdebebas, los jugadores del Real Madrid se encontraron con una situación. Mourinho citó a un conclave en el vestuario. Casillas escuchó sentado en un costado, sobre una banca, mirando al suelo. El entrenador asentó el plan para la visita a Camp Nou del 3 de mayo: “Saldremos a hacer un partido tranquilo. A esperar. Hay que defendernos muy cerca del área. Para que el partido acabe 0-0. Si acaba 0-0 podremos decir que la eliminatoria la decidieron los árbitros en la ida…” Incredulidad recorría por las caras de los jugadores. Casillas se limitó a aferrarse a la banca con las manos, como si quisiera retorcerla.

Pero la idea de salir a perder alcanzó a Florentino Pérez. Los capitanes pensaron que el presidente desautorizaría al entrenador. Casillas esperó una llamada, una señal, pero esta nunca llegó.

Han pasado los años, pero en la guerra entre Mourinho y el capitán del Madrid, terminaron por derrocar al líder blanco. La trinchera ha perdido a su soldado más fuerte. El rencor que “Mou” desató por el vestidor merengue no ha tenido compasión. La lista negra es larga: Valdano, Higuaín, Kaká, Zidane, Xabi, Ozil, Gago, Lass, Canales, Pedro León, Morata, Granero, Di María, cocineros, familiares y ahora Casillas.

Recuerdo bien la frase, “a veces uno nunca sabe qué tiene, hasta que lo ve perdido”, y vaya que en el futbol nos damos cuenta demasiado tarde. Tan solo habrá que voltear a ver al odiado rival del Madrid. Aquel verano de 2001, el Barcelona le dio la espalda a uno de los más grandes de su cantera. Pep Guardiola caminó ante los micrófonos, solitario, con una mirada desencajada, en una escena fría y devastadora. Tal como Guardiola, Iker parte de un club donde no se siente respaldado.

Ante todo me declaro enemigo del madridismo, pero reconozco el talento y la entrega de un jugador cuando la veo. A final de cuentas creo que el Madrid ha perdido. Iker Casillas se va por la puerta de atrás, y ahora más que nunca la realidad es clara. La respuesta a todo la veo en el primero de los principios del “Fayolismo”: “Por encima de los intereses de los empleados están los intereses de la empresa”. El Real Madrid es la empresa y Florentino Pérez es su presidente.

LEON, SPAIN - JUNE 11: (editor,s note: image has been converted to black and white) Goalkeeper Iker Casillas of Spain waves as he leaves the pitch afte his warming up before the international friendly match between Spain and Costa Rica at Reino de Leon Stadium on June 11, 2015 in Leon, Spain.  (Photo by Gonzalo Arroyo Moreno/Getty Images)

Jesus Raul Dentchuk Caro Periodista Televisa Ciudad de México, DF

Ver todas las emisiones