La banca

Por: Emmanuel R. Marroquín 2015-07-14

Fuga

Fugar.
(Del lat. fugāre).
1. tr. ant. Poner en fuga o huida.
2. prnl. Escaparse, huir.

Uno de los capos más buscados a nivel internacional ha vuelto a huir. Lo ha hecho por segunda ocasión. La primera en enero de 2001; 14 años después lo ha vuelto a hacer.

La desconfianza ha vuelto a florecer entorno al gobierno federal, en todos los escalafones de seguridad y en una sociedad viciada, dispuesta a ayudar a uno de los hombres más peligrosos del mundo por cantidades exorbitantes y que de otra forma no podría acumular.

La desconfianza, al nivel que me incumbe hablar, que es el ámbito futbolístico, también ha reverdecido en la Selección Mexicana de Futbol, pero no a niveles de corrupción, no en estos momentos, como sucede con la FIFA, sino a nivel de capacidad, de trabajo, de concentración.

México sucumbió de forma apabullante en la Copa América, penúltimo en la clasificación general , sin triunfo alguno en Chile 2015. En la Copa Oro cumplió frente a Cuba, una goleada de 6-0 que generaba confianza, de acuerdo a las palabras de Miguel Herrera, pero que esa confianza se ha desvanecido en 90 minutos, luego del empate sin goles con Guatemala.

Herrera sentenció un día antes del juego contra los guatemaltecos, como para librarse de la presión, que no había más “gigantes” en la zona de la Concacaf. Si México ya no lo es, no debe serlo nadie más, se interpretó. Pero cuando un rey muere, un sucesor toma el mando y, al parecer, Estados Unidos lo es, con pasos impresionantes en su crecimiento futbolístico, de la mano del alemán Jurgen Klinsmann.

El talento con el que cuenta el Tri es mucho mayor que selecciones anteriores. Nueve seleccionados de la actual plantilla militan en el balompié europeo, considerado el de mayor jerarquía en el mundo. Serían 11, todo un equipo, de no ser por las lesiones de Javier Hernández y Héctor Moreno. Sin embargo, esa calidad no se ve reflejada en el marcador, pero sí en el estilo de juego, una vez más, de acuerdo a palabras del seleccionador mexicano.

La Selección Nacional de México ya no es tan atractiva como lo era. Un sentimiento patriota evita la traición, pero en cuanto a la profesionalidad, jugadores que cuentan con la nacionalidad mexicana y estadounidense, de tener la posibilidad prefieren jugar para Estados Unidos, debido a sus pasos “agigantados” en su calidad, como los casos de Wiliam Yarbrough, Ventura Alvarado, Omar González y Greg Garza. Si bien no son las figuras, la fuga hacia el país del norte provee de talento al cuadro de Klinsmann.

Y esta fuga de talentos se da en todos los ámbitos, y en el tema de la Selección Mexicana de Futbol nos podríamos expandir aún más, pero es necesario tocar otros temas como la “fuga” de Iker Casillas del Real Madrid.

Forzado o no, el portero español, un símbolo del madridismo, continuará su carrera fuera del equipo, incluso fuera de su país. De acuerdo a reportes y columnistas españoles e ingleses, el “veneno” de José Mourinho se expandió a nivel directivo, hasta llegar a Florentino Pérez, aún después de la salida del entrenador lusitano del conjunto blanco.

El desprestigio hacia Casillas creció a niveles exorbitantes, rompió el vestidor y ahora el guardameta de la selección española jugará, irónicamente, en la tierra de Mourinho.

Su fuga evita que un ídolo futbolístico concluya su carrera donde debió hacerlo. No se trata de una conveniencia económica, sino de una psicológica.

Donde sí impera el crecimiento económico es la fuga de talentos hacia, precisamente, territorio estadounidense, donde figuras de talla internacional, aunque rebasados los 30 años de edad, han decidido emigrar. Recientemente lo han hecho Andrea Pirlo y Steven Gerrard. Antes arribaron y juegan en estos momentos Kaká, David Villa, Frank Lampard y, años antes y ya en el retiro, David Beckham, Thierry Henry e incluso Franz Beckenbauer, Pelé y Hugo Sánchez. Su Liga sigue, a paso lento pero firme, al alza.

Las fugas son una constante. Djokovic comienza a fugársele a Roger Federer, a la Selección de Argentina podría fugársele Lionel Messi si las críticas continúan siendo tan ponzoñosas hacia la estrella del Barcelona. A los mexicanos se nos escapan las ilusiones y a Chicharito la sonrisa, si no encuentra esa solidez y continuidad que algún tiempo tuvo en el Manchester United.

Emmanuel Emmanuel Romero Periodista Televisa Ciudad de México, DF

 @emmarroquin19

Ver todas las emisiones