Con alma vida y corazón

Por: Antonio Nelli 2015-07-05

El legado de la Copa América

Luego de la decepción que nos ocasionó el triste paso de la Selección Mexicana por la Copa América, después de algunos escándalos extra cancha y otros detalles, el torneo sudamericano llegó a su fin con un digno partido por el título.

Me parece que definitivamente llegaron a esta instancia los dos equipos que mejor futbol practicaron y que se enfrascaron en un duelo de tú a tú donde cualquiera de los dos hubiese sido un digno campeón.

A los argentinos se les carga el peso de más de dos décadas sin conseguir un trofeo en la categoría mayor y se incrementa la frustración con el hecho de que Leo Messi sigue sin brillar con el representativo albiceleste.

Parece increíble que el astro de astros luzca hasta gris cuando se pone la camiseta de su país. Hay quien dice que no se entrega de la misma forma y otros consideran que la calidad de los compañeros en el Barcelona es muy superior a la de sus compatriotas.

Por una causa o por otra, los argentinos se mantienen en buen nivel pero no pueden cerrar con el título las competencias en las que participan y para hacerlo más dramático y doloroso perdieron en penales.

Si alguna ocasión iba a tener Chile para levantar el trofeo era ésta. Con Brasil eliminado y teniendo como una potencia real a los argentinos; ser locales se antojaba como la cereza en el pastel para facilitar las cosas.

El país está de cabeza por la alegría y además le cae de perlas para aminorar las tensiones sociales y olvidarse por unos días de tantas presiones que nada tienen que ver con el futbol, pero que este bendito deporte ayudará a aliviar.

En general, me parece que la Copa América nos regaló buenos partidos, varias sorpresas que le pusieron sabor y deja como distintivo que hay más de un país que ha elevado considerablemente su nivel y habrá que considerarlos como rivales que darán pelea en futuros eventos.

La nota crítica la da Brasil, que desde el Mundial ha venido en picada y ahora no pudo redondear una buena actuación dejando muchas dudas y sobre todo la gran incógnita sobre lo que le está pasando a este país que cada vez se aleja más de su esencia.

Para México me parece que queda la tarea de revisar en qué condiciones vamos a seguir participando en un torneo que exige un alto nivel competitivo y al que no podemos ir con selecciones alternativas o equipos suplentes.

Creo que es un desperdicio de la ocasión ideal para rozarnos con los mejores del continente y usar el torneo como una forma de seguirnos preparando y aspirar a la élite del balompié.

Seguramente hay muchos intereses comerciales y de otro tipo que se tienen que conciliar, pero al final no podemos perder de vista que lo mejor que puede pasar es que vayamos a la Copa América con lo mejor que tengamos, de lo contrario la decepción se apoderará de todos y el efecto resultará deprimente.

¡Enhorabuena por los chilenos!, que por primera vez en su historia se quedaron con el trofeo de la competencia más vieja del mundo y que además lo merecieron de principio a fin.

Antonio Nelli Periodista Televisa Ciudad de México, DF

 @Antonio_Nelli

Ver todas las emisiones